Viaje de pesca

Noé puso una cartulina grande en la mesa, frente a él, y tomó un marcador morado.  Abrió su Biblia y empezó a copiar un versículo en la cartulina, con letras grandes: «Jesús los llamó: “Vengan, síganme, ¡y yo les enseñaré cómo pescar personas!”».

Su madre entró con una taza de chocolate caliente.

—Toma, hijo —indicó—.  Esto te abrigará un poco.  Seguramente hacía mucho frío cuando venías caminando desde la escuela.

—¡Gracias, mamá! —expresó Noé mientras tomaba la taza.

—¿En qué estás trabajando? —preguntó la madre.

—Es para el club de Biblia mañana —contestó Noé—.  Nuestra maestra hará que ayudemos con la lección por turnos, así que estoy escribiendo el versículo para memorizar.  Algunos niños van a dirigir las canciones y otros harán una obra de teatro.  ¡Ya quiero que llegue el día!

—¡Qué divertido suena! —declaró mamá mientras leía lo que estaba escrito en la cartulina—.  ¿Sabes lo que significa ese versículo?

—Claro que sí —respondió Noé—.  Todos saben lo que significa ir de pesca, pero Jesús ayuda a los cristianos a pescar personas.  Él quiere que ayudemos a otros para que también Lo conozcan como su Salvador.

—Así es —afirmó su madre.

Mientras Noé bebía su chocolate caliente, se puso a pensar en la pesca, especialmente en pescar personas… y todo lo que eso involucraba.  De repente, se levantó de un brinco.

—Mamá, ¿puedo ir a la casa de Julio?

Su madre le dio permiso, así que Noé corrió por la calle.

—Hola, Julio —saludó Noé cuando llegó a la casa de su amigo—.  ¿Quieres ir al club de Biblia conmigo?

—¿Club de Biblia? —preguntó Julio—.  ¿Qué es eso?

—Es un club al que voy todos los miércoles, en mi iglesia —contestó Noé—.  Jugamos, cantamos y aprendemos sobre la Biblia.  ¡Mañana voy a ayudar a enseñar la clase!  ¿Quieres venir?

Julio se encogió de hombros.

—Bueno, sí voy.

—¡Genial! —exclamó Noé—.  Oye, ¿qué te parece si le preguntamos a Elías si él también quiere ir?

Así lo hicieron, y Elías decidió acompañarlos.

Esa noche, cuando Noé se alistaba para dormir, le contó a su mamá sobre su «viaje de pesca» de la tarde.

—Bueno, veo que realmente sabes cuál es el significado del versículo que escribiste en la cartulina —aseguró la madre con una sonrisa—.  Espero que sigas pescando para Jesús todos los días de tu vida.

CHARLES VANDERMEER

VE A PESCAR PERSONAS

VERSÍCULO CLAVE:  MATEO 4:19 (NTV)

JESÚS LOS LLAMÓ: «VENGAN, SÍGANME, ¡Y YO LES ENSEÑARÉ CÓMO PESCAR PERSONAS!».

¿Sueles ir a pescar personas?  Muchos niños se emocionan cuando van a pescar peces.  ¡Emociónate también con la idea de pescar personas!  Puedes hacerlo al invitar a tus amigos a la iglesia y hablarles sobre Jesús.  Y deja que ellos vean al Señor en tu vida por medio de la forma amable y amorosa con la que tratas a los demás.  Jesús te da todo lo que necesitas para tu viaje de pesca.  Anima a otros porque también se acerquen al Señor.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.