Invierte sabiamente

 “¡Ya era hora de que alguien viniera a visitarme!”, gritó la señora Fierro cundo Jade y su madre llegaron a visitar a algunas personas en un asilo de ancianos.  Luego se quejó de la comida, las enfermeras, su médico y del clima lluvioso.  Entonces se dirigió a Jade.  “No sabes la suerte que tienes”, comentó en un tono de regaño.  “¡Qué no daría por ser joven otra vez!”  La señora suspiró y agitó los mechones de cabello canoso que caían sobre su frente.

Después de salir de la habitación de la señora Fierro, Jade y su mamá caminaron por el pasillo para ver a la señora Balseca.  La anciana, que estaba en su silla de ruedas, las saludó con una sonrisa en sus mejillas rosadas, adornadas con arrugas.  “¡Qué bueno verlas!”, exclamó.  “¡Gracias por venir!”  La señora les ofreció una menta y luego les presentó a su nueva compañera de habitación.  “Conozcan a la señora Castillo.  Ella acaba de recibir a Jesús como Salvador la semana pasada”, les contó la señora Balseca con alegría.  “¿No les parece maravilloso?  Ahora estamos estudiando la Biblia juntas”.

Cuando salieron del hogar de ancianos, Jade le hizo un comentario a su madre.  “La señora Fierro y la señora Balseca son tan diferentes”, afirmó.  “Ambas son ancianas, pero cada vez que las visitamos, la señora Balseca está feliz y la señora Fierro está de mal humor.  ¿Por qué será?”

“¿Te acuerdas de cuando tu hermano decidió comprar el nuevo videojuego que quería?”, preguntó mamá.

“Sí”, indicó Jade.  “Él hizo muchas tareas extra para ahorrar dinero para comprarlo.  ¡Nunca lo había visto trabajar tanto en mi vida!  Pero ¿qué tiene que ver con esto?”

“Él estaba tan enfocado en conseguir ese juego, que eso determinó la forma en que invirtió su tiempo y su dinero.  Creo que la señora Fierro y la señora Balseca hacen algo parecido.  La forma en que invierten su tiempo en el hogar de ancianos demuestra dónde está su enfoque.  La señora Fierro, al parecer, está enfocada en las dificultades de envejecer y en lo que no le gusta.  Pero la señora Balseca está enfocada en el gozo que tiene en el amor y el perdón de Jesús, y comparte ese gozo con quienes la rodean.  A pesar de que están en la misma etapa de la vida, invierten sus vidas de un modo muy diferente”.

“Volvamos a visitar a la señora Balseca un día de estos”, sugirió Jade.  “¡Tal vez podamos ayudarle para que vea el gozo que puede tener Jesús!”  —  SHERRY L. KUYT

INVIERTE SABIAMENTE SU VIDA

VERSÍCULO CLAVE: PROVERBIOS 16:31

LA CABEZA CANOSA ES CORONA DE GLORIA, Y SE ENCUENTRA EN EL CAMINO DE LA JUSTICIA.

¿Cómo estás invirtiendo tu vida?  ¿Estás enfocado en Jesús y en el gozo tienes en Él, aun cuando afrontas dificultades?  ¿O te enfocas en hacer todo a tu manera y te quejas cuando no es así?  Si conoces a Jesús, puedes experimentar Su gozo y Sus bendiciones, aun en los tiempos difíciles, y ayudar a otros para que también lo conozcan.  Invierte tu vida sabiamente al enfocarte en Jesús.

Clave de Hoy