No da tanto miedo

Claudio y su hermana, Norma, pidieron con ruegos ver una película sobre un naufragio.  “Yo la veré con ustedes”, indicó papá.  “La apagaremos si hay algo que no deberíamos ver o si es demasiado aterradora para ustedes”.

“A mí no me dará miedo”, aseguró Claudio, “pero Norma probablemente gritará la mayor parte del tiempo.  ¡Es una gallina!”

Norma frunció el ceño.  “¡No soy cobarde!  No me va a dar nada de miedo”.

Para la sorpresa de Claudio, cuando la tormenta se puso muy fuerte y era evidente que el barco se hundiría, Norma solo bostezó.  Y cuando los pasajeros llegaron sanos y salvos a la isla solo para descubrir que estaba habitada por animales salvajes, su hermanita sonrió.  Claudio no podía creerlo.  “¿Qué pasa contigo?”, preguntó.  “¡Normalmente te pasas gritando y te tapas los ojos por todo!”

“Seguramente tendría miedo”, comentó Norma, “si mi amiga Amanda no me hubiera contado, porque ya la vio.  Ya sé lo que sucede… la historia tiene un buen final”.

Cuando terminó la película, el padre puso las noticias en el televisor.  Los reporteros hablaron de accidentes, terroristas y tiroteos.  “Bueno, esas noticias sí que dan miedo”, opinó Norma.

“Sí”, acordó Claudio, “y esas cosas son reales, no solo inventadas.  Eso es lo que las hace tan aterradoras”.

“Pero en verdad no tenemos qué temer”, afirmó papá.

Norma lo miró con curiosidad.  “¿No?  ¿Por qué no, papá?  El que seamos cristianos no significa que no nos pasarán cosas malas, ¿verdad?”

“No”, contestó su padre.  “Todos afrontamos situaciones que nos asustan y nos causan dolor en la vida, incluyendo los cristianos.  Es triste orí de guerras, accidentes y otras cosas que suceden, pero…”  Papá sonrió a Norma.  “Sabemos cómo termina la historia.  Un día, Jesús volverá y se deshará del pecado y de lo malo, y hará nuevo todo el mundo.  Los cristianos que han muerto resucitarán y todos estaremos vivos con Él para siempre.  Debido a que confiamos en Jesús, nos espera un buen final en el futuro”.

“Guau”, exclamó Norma.  “Las noticias aterradoras ya no dan tanto miedo cuando sabemos que todo terminará bien”.

Su padre asintió.  “Jesús tiene el control de todo lo que sucede. Podemos confiar en que Él estará con nosotros y nos ayudará en las dificultades en la tierra, sabiendo que el final de nuestra historia será bueno”.  — SHERRY L. KUYT

LA HISTORIA DE TODO CRISTIANO TIENE UN BUEN FINAL

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 14:1

[JESÚS DIJO:] NO SE TURBE SU CORAZÓN; CREAN EN DIOS, CREAN TAMBIÉN EN MÍ.

¿Te preocupa que algo malo te suceda?  ¿Las cosas aterradoras te asustan?  Recuerda que Dios tiene el control de todo lo que sucede y ha prometido un buen final para todos los que confían en Jesús.  Confía en que Él te ayudará en cualquier dificultad que afrontes y mira hacia adelante, al buen final que Él tiene preparado para ti.