Más fuerte que el hombre más fuerte

—¡Guau! —los ojos de Braulio se abrieron de la sorpresa mientras observaba la presentación en el circo.  Los anuncios decían que el hombre que estaba mirando era e más fuerte del mundo.  No sabía si eso era cierto, pero ese hombre era realmente fuerte.

—¿Crees que podrías hacer eso? —su padre le sonrió cuando el hombre empezó a romper ladrillos con su mano.

Braulio negó con la cabeza.  De ninguna manera podría llegar a ser tan fuerte.  Pero hubiera sido divertido…

A la mañana siguiente, en la iglesia, Braulio y su familia cantaron sobre cuán grande y poderoso era su Dios.  El niño no pudo evitar pensar en el hombre del circo mientras cantaban.

«Dios, ¿eres realmente así de poderoso?  ¿Eres realmente tan fuerte?»  Él sonrió al pensarlo.

Después de la iglesia, Braulio decidió preguntarle a su padre sobre eso.

—¿Dios es más fuerte que el hombre más fuerte? —preguntó Braulio, mirando a su papá desde el otro lado de la sala.

—¿Es… qué? —el padre tomó el control remoto de la televisión y quitó el volumen del partido de fútbol que estaba mirando.

—¿Es Dios más fuerte que el hombre que vimos en el circo? —volvió a cuestionar Braulio—.  O sea, ¿en serio?

—Sí —respondió papá.  Le sorprendía que Braulio hiciera esa pregunta—.  Él ha hecho muchas cosas poderosas.

—Como… ¿al crear el mundo? —inquirió Braulio.

Su padre asintió.

—Y enviar el diluvio.  Y volver a secar el mundo.  Poner un arcoíris en el cielo.  Hacer que el sol salga todos los días.  Crear los animales, la gente, el universo… ¡todo lo que existe!

—Y salvar a todos los que confían en Jesús —la mamá de Braulio entró en la sala—.  Esa es una de las hazañas más poderosas que Dios ha hecho.

Papá estuvo de acuerdo.

—¿Enviar a Su Hijo, Jesús, a la tierra como un ser humano para morir por nuestros pecados, y luego resucitarlo de entre los muertos?  Sí, eso es algo muy poderoso.  Servimos a un Dios muy fuerte, hijo.  Él es un Dios muy fuerte.

—¿Es más fuerte que todos? —preguntó Braulio—.  ¿Incluso más que el hombre del circo?

Su padre sonrió.

—Incluso más que el hombre del circo —papá le mostró su músculo—.  ¡Y más fuerte que yo!  — EMILY ACKER

¡DIOS ES FUERTE!

VERSÍCULO CLAVE: JEREMÍAS 32:17 (NVI)

¡AH, SEÑOR MI DIOS! TÚ, CON TU GRAN FUERZA Y TU BRAZO PODEROSO, HAS HECHO LOS CIELOS Y LA TIERRA. PARA TI NO HAY NADA IMPOSIBLE.

¿Sabías que Dios es más fuerte que cualquier persona que pudieras conocer en la tierra?  Él es un Dios grande y poderoso que sostiene todo el mundo en Sus manos.  No hay nada difícil para Él, ¡ni siquiera salvarnos del pecado y de la muerte!  Dios puede encargarse de cualquier cosa y puedes confiar en que Él te ayudará con todos tus problemas.  ¿No te hace sentir bien el saber que tienes un Dios tan fuerte que te cuida?

Clave de Hoy