Una larga visita

—Papá, ¿por cuánto tiempo más tiene que quedarse aquí el tío Tomás? —preguntó Aarón.

—Bueno, uno de los compañeros de casa de tu tío está enfermo con covid-19 y tu tío es inmunocomprometido.  Eso significa que su sistema inmunológico no es tan fuerte como el tuyo o el mío y es más fácil que se enferme, así que necesita un lugar para quedarse, donde no esté tan expuesto al virus.  Por eso se quedará aquí con nosotros, hasta que sea seguro que regrese a su propia casa.

—Pero él siempre acapara el baño por las mañanas y su aliento siempre huele a café —Aarón arrugó la nariz—.  Y no me gusta tener que compartir la habitación con Mateo.  Él siempre me fastidia cuando trato de hacer mis tareas.  ¡Quiero que me devuelvan mi cuarto!

El padre suspiró.

—Sé que es difícil hacer sacrificios mientras tu tío está aquí, hijo, pero debemos ser pacientes con él.  Necesita un lugar dónde quedarse y nosotros debemos mostrarle hospitalidad.

Aarón frunció el ceño.

—Quisiera que el tío Tomás me mostrara hospitalidad a mí cuando necesite usar el baño para alistarme antes de ir a la escuela.  ¡Ayer casi pierdo el autobús!

—Podemos conversar con él y hacer un horario para el baño, así no perderás tu autobús —sugirió papá—.  Pero piensa en cómo se siente el tío Tomás.  Probablemente se siente desplazado después de haber tenido que salir de su hogar, así, de repente.  A veces es difícil que las personas se acostumbren a vivir en lugares nuevos, así como fue difícil para ti adaptarte a la escuela virtual hace un par de años.  Pero tu maestra, tu mamá y yo te ayudamos a salir adelante.

—Oh —expresó el niño—.  No lo había pensado de ese modo.

—Ahora tenemos que ayudarle a tu tío Tomás —aseguró el padre—.  Sé que todos estamos hartos de esta pandemia y quisiéramos que ya se acabe, pero debemos ser pacientes unos con otros.  Confía en que Jesús te ayudará a hacerlo.  Él siempre es paciente con nosotros y estuvo dispuesto a hacer el mayor sacrificio de todos para que podamos ser bien recibidos en Su familia.  El Señor te ayudará a demostrar el mismo amor a los demás.

—Está bien —aceptó Aarón—.  Confiaré en que Jesús me ayudará a ser más paciente con el tío Tomás —papá sonrió—.  Y le animaré a que  se cepille los dientes después de tomar café.

NAOMI ZYLSTRA

SÉ PACIENTE CON TODOS

VERSÍCULO CLAVE: ROMANOS 12:12 (NVI)

ALÉGRENSE EN LA ESPERANZA, MUESTREN PACIENCIA EN EL SUFRIMIENTO, PERSEVEREN EN LA ORACIÓN.

¿Alguna vez has tenido un huésped inesperado que se quedó en tu casa?  Tal vez tu casa ya está lo suficientemente llena contigo y tus hermanos.  A veces nos abruma que haya tanta gente en el mismo espacio, pero Jesús nos llama a ser pacientes unos con otros.  Debido a que Él sacrificó Su vida por nosotros, podemos hacer sacrificios por los demás para mostrarles paciencia y hospitalidad, ¡ya sea con los invitados o con nuestra propia familia!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.