Tarjetas de amor

—¿Qué estás haciendo? —le preguntó Jorge a su hermana mientras se subía en un taburete, junto a ella.  El niño de seis años frunció el ceño cuando vio que la mesa estaba cubierta de papel y otros artículos para hacer manualidades.

Heidi mojó la pluma que sostenía en un frasco de tinta que tenía a su lado.

—Estoy usando mi juego de caligrafía para hacer tarjetas y darles a mis compañeros de clase y a los chicos del grupo de jóvenes por el Día del Amor y la Amistad —contestó—.  ¿Ves?  Mojo la pluma en la tinta rosada y después escribo un versículo dentro del corazón.

Jorge observó cómo Heidi usaba su pluma para crear letras con muchas curvas en el papel.  Los trazos de arriba salían muy finos y los de abajo salían gruesos.

—¿Por qué haces tarjetas del Día del Amor y la Amistad para toda esa gente?  ¡Es mucho trabajo!

Heidi rio mientras levantaba su pluma de la hoja y tomaba otra tarjeta.

—Tienes razón, es mucho trabajo, pero creo que vale la pena.  ¿Leíste el versículo que escribí dentro de las tarjetas?

Jorge le dio una ojeada a la tarjeta que su hermana acababa de terminar.

—«Nosotros amamos porque él nos amó primero» —leyó lentamente.

—¡Exactamente!  Ese versículo está en Primera de Juan 4:19.  ¡Dios nos ama muchísimo!  Nos ama tanto que envió a Su Hijo, Jesús, a morir en la cruz por nosotros, para que podamos ser salvos.  Y cuando confiamos en Jesús, Él llena nuestros corazones con Su amor.  Ya que Jesús nos ama, podemos amar a otros.  Entonces hacer estas tarjetas para el Día del Amor y la Amistad es una forma muy pequeña en la que puedo demostrar amor a mis compañeros y a los demás miembros de mi grupo de jóvenes.

Heidi miró de reojo a su hermano mientras terminaba de escribir el versículo en otra tarjeta.

—¿Te gustaría hacer tarjetas para alguna persona y así demostrarle que le amas? —preguntó—.  Puedo ayudarte, si quieres.

Jorge lo pensó mientras inspeccionaba las tarjetas de su hermana.

—Quiero hacer tarjetas para mamá y papá —decidió—.  Y quizás para la abuela, pero no me gusta el rosado.  Quiero escribir con rojo.

Heidi sonrió.

—Hagámoslo con rojo.

KIMBERLY BROKISH

DEMUESTRA EL AMOR DE DIOS A LOS DEMÁS

VERSÍCULO CLAVE: 1 JUAN 4:7 (NVI)

QUERIDOS HERMANOS, AMÉMONOS LOS UNOS A LOS OTROS, PORQUE EL AMOR VIENE DE DIOS, Y TODO EL QUE AMA HA NACIDO DE ÉL Y LO CONOCE.

¿Sabes cuánto te ama Dios?  Él te ama tanto que envió a Jesús para morir por ti.  ¿Has confiado en Él como tu Salvador?  (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).  Si tu respuesta es sí, ¡entonces tienes el amor de Dios en tu corazón!  Hay muchas maneras para demostrar el amor de Jesús a otros.  Podrías hacer una tarjeta como lo hizo Heidi en la historia de hoy, o puede ser algo tan sencillo como sonreírle a alguien o saludarle.  ¿Cómo puedes demostrar el amor de Dios a alguien en este Día del Amor y la Amistad?

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.