Un día PRO-PI-CIO

“Hola, David”, saludó su abuelo.  “¿Todo está propicio para mi nieto en este día?”

“¿Pro… pi…  cio?  ¿Qué significa eso?”  Pero el momento que David hizo la pregunta, estaba seguro de que su abuelo no se lo diría.

Dicho y hecho, el anciano guiñó el ojo.  “Búscalo.  ¡Para eso sirven los diccionarios!”

Así que David tomó su tableta y rápidamente buscó la palabra.  “Propicio.  Aquí está.  Significa ‘favorable para que algo se logre’”.  El niño levantó la vista cuando su hermano mayor entró en la habitación.  “Aarón está en secundaria y se cree muy inteligente“, pensó David.  “Probaré esta palabra con él”.

“Hola, Aarón”, dijo el niño.  “¿Todo está propicio?”

“¿De qué estás hablando?”, preguntó Aarón.  “¿Qué significa esa palabra?”

El abuelo hizo un guiño y Dios sonrió.  “Búscalo.  Para eso sirven los diccionarios.  ¿Verdad, abuelito?”

Mientras Aarón sacaba su teléfono, Dios se sentó junto a su abuelo.  “Te gusta mucho usar palabras interesantes, ¿no es cierto, abuelo?”

“No lo dudes.  En mi opinión, las palabras son un regalo de Dios.  Él ha dado a las personas la capacidad de desarrollar idiomas y utilizar palabras para expresar ideas.  Cada vez que me encuentro una nueva palabra, me gusta buscarla en el diccionario para saber exactamente lo que significa.  Entonces entenderé cuando la oiga o la lea, y podré usarla para comunicarme con otras personas”.  El anciano hizo una pausa y después añadió: “Las palabras son importantes, pero hay una que es mucho más importante q cualquier palabra que puedan encontrar en un diccionario”.

“¿Cuál es esa palabra?”, preguntó David.

“La Palabra de Dios, la Biblia, que nos cuenta cuánto Él nos ama y cómo envió a Su Hijo, Jesús, para salvarnos del pecado.  Dice que nuestros corazones solo pueden ser satisfechos al conocerlo a Él.  Leer y aprender de la Biblia puede ayudarnos a entender quién es Jesús y a comunicar Su amor a los demás”.

“Entonces supongo que esa es la razón por la que también te gusta buscar versículos de la Biblia, no solo palabras”, expresó David.  “Porque quieres entender la Palabra de Dios”.

El abuelo asintió cuando Aarón se acercó a ellos.  “¡Favorable!”, exclamó el joven mientras guardaba su celular en el bolsillo.  “Eso significa la palabra propicio”.

David sonrió a su abuelo.  “Creo que eso también es la Palabra de Dios, porque solo Jesús puede satisfacernos con Su favor”.  El niño se levantó para ir a su habitación.  “¡Espero que tengan un día favorable!”  —  LINDA WEDDLE

LA BIBLIA ES LA PALABRA DE DIOS

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 20:31

PERO ESTAS SE HAN ESCRITO PARA QUE USTEDES CREAN QUE JESÚS ES EL CRISTO, EL HIJO DE DIOS; Y PARA QUE AL CREER, TENGAN VIDA EN SU NOMBRE.

¿Alguna vez has pensado en la importancia de las palabras?  Sin ellas, no podríamos expresar nuestros pensamientos ni comunicarnos con los demás.  Dios nos dio las palabras para que podamos entendernos unos a otros, y nos entregó Su Palabra, la Biblia, para que podamos comprender quién es Jesús y qué hizo por nosotros.  Dedica tiempo para conocer al Señor a través de Su Palabra y aprender cómo comunicar Su amor a otras personas.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.