Un deseo anticipado de Navidad

—¡Papá, ya falta poco para Navidad! —exclamó Marisol con una sonrisa.

—¿Navidad?  Es muy temprano para eso.  No me digas que ya me vas a dar la lista de regalos que quisieras, ¿o sí?

—Ni siquiera he pensado en eso todavía —aseguró Marisol—.  Este será nuestro primer invierno desde que nos mudamos aquí, entonces tengo una idea para hacer que la Navidad sea especial este año.

—A ver, te escucho —dijo su padre.

—¿Te acuerdas cuando nos fuimos de compras y te pregunté si podía comprar las botas de cuero rojo en la ventana de la tienda? —preguntó la niña.

—Lo recuerdo.

—Me dijiste que ahora que vivimos aquí iba a necesitar botas impermeables y que, si quería esas botas elegantes, tendría que ahorrar para comprarlas con mi dinero —agregó Marisol—.  Entonces, la semana pasada, me fui a visitar a las botas de cuero…

—Espera —interrumpió papá—.  ¿Fuiste a visitar a las botas de cuero?

—A veces voy a admirarlas en la tienda.  Pero esta vez vi otra cosa en la ventana.  Había un anuncio para una colecta de juguetes para familias que no tienen mucho dinero.  El departamento de policía recoge juguetes y los entrega a los niños en una fiesta de Navidad.  ¿No te parece genial?

—Claro que sí.  He oído de eso.  Piden al público que done juguetes nuevos.  Entonces, ¿quieres donar un juguete?

—No —respondió Marisol—.  Quiero donar seis juguetes.  Tienen tres grupos por edades para niños y tres grupos para niñas, así que son seis en total.

—Eso es mucho dinero, Marisol.

La niña asintió.

—He estado ahorrando dinero por muchos meses.  Y todavía tengo el dinero que mi abuela me dio por mi cumpleaños y lo que me paga la señora Samaniego por sacar a pasear a sus perros.

Papá sonrió.

—Me encanta esa idea, hija, y me alegra mucho ver que estás enfocada en ayudar a la gente, así como Jesús nos pide que hagamos.  Pero tengo curiosidad… ¿Qué te hizo tomar la decisión de renunciar a todo el dinero para comprar tus botas?

—Bueno, no puedo dejar de pensar en ese anuncio —indicó Marisol—.  Yo tengo muchas cosas y algunos niños no tienen casi nada.  Mudarme a un nuevo lugar me ayudó a darme cuenta de cuánto hizo Jesús por nosotros… Él dejó el cielo y vino a la tierra como un bebé en esa primera Navidad.  Yo quiero ser así.

Papá asintió.

—No creo que exista una mejor manera de celebrar el nacimiento de nuestro Salvador.  — TERESA AMBORD

DA A QUIENES TENGAN NECESIDAD

VERSÍCULO CLAVE:  1 JUAN 3:17 (NVI)

SI ALGUIEN QUE POSEE BIENES MATERIALES VE QUE SU HERMANO ESTÁ PASANDO NECESIDAD, Y NO TIENE COMPASIÓN DE ÉL, ¿CÓMO SE PUEDE DECIR QUE EL AMOR DE DIOS HABITA EN ÉL?

¿Cómo puedes celebrar el nacimiento de Jesús este año?  Aunque todavía faltan un par de meses para Navidad, no es muy pronto para que empieces a pensar en cómo podrías demostrar a otros el amor de Jesús durante las fiestas.  Celebra el nacimiento del Señor bendiciendo a otras personas que quizá necesiten un pequeño regalo, una palabra bondadosa o una mano de ayuda.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.