Un buen pescador

Orlando levantó la vista de su caja de implementos para pescar y vio a su amigo, Caleb, que venía por la calle.  Los dos niños iban de pesca esa tarde. 

“Hola, Caleb”, saludó Orlando.  “Estoy asegurándome que todos los anzuelos y carnadas estén en orden.  Ya revisé mi caña de pescar y busqué unos gusanos en la tierra.  Mi mamá nos preparó el almuerzo.  ¡Vayámonos!”

El cuidado de Orlado al preparar cada detalle les ayudó mucho.  Casi siempre llegaba a su casa con varios pescados y ese día no fue la excepción.  Pero cuando el niño entró a la casa, su mamá notó que estaba demasiado callado.  “¿Pasa algo malo?”, preguntó.

“Bueno, cuando Caleb y yo estábamos comiendo el almuerzo que nos preparaste, él me preguntó por qué siempre inclino mi cabeza y cierro los ojos por unos segundos antes de comer”, contestó Orlando.  “Le dije que estaba orando y me preguntó por qué”.

“¿Y qué le dijiste?”, preguntó mamá.

“Le dije que le estaba dando gracias a Dios por nuestra comida.  Entonces Caleb me preguntó acerca de Dios, de la iglesia y ese tipo de cosas, ¡pero no sabía qué decirle!  Jamás había pensado en cómo explicar por qué vamos a la iglesia o cómo sé que Dios me ama.  Solo lo sé, ¡eso es todo!”  Era obvio que Orlando estaba frustrado.

“Ya veo”.  Su madre se quedó pensativa.  “¿Sabes lo que significa ser un pescador de personas?”, le preguntó.

“Claro”, respondió el niño.  “Significa llevar a otros a Jesús.  Hablamos de eso en la escuela dominical”.

“Antes de irte a pescar esos peces, siempre revisas tu caña y tu caja de implementos.  En general, te preparas con mucho cuidado”, afirmó mamá.  “Pero también debemos prepararnos para pescar personas”.

“¿Cómo me preparo para eso?”, preguntó Orlando.

“Bueno, hablemos de las cosas que Caleb te preguntó”, sugirió su madre.  “Eso te ayudará a meditar en cómo explicar el amor de Dios por nosotros y por qué Jesús murió en la cruz por nuestros pecados”.

“Está bien”, afirmó Orlando.  “¿Crees que deba buscar versículos de la Biblia que hablen de eso?”

“Sí, deberíamos hacerlo.  Conocer bien la Palabra de Dios es parte de la preparación para ser pescadores de personas.  Así que prepárate bien y, cuando se dé la oportunidad, tendrás una respuesta lista para Caleb… o para cualquiera que pregunte”.  —  DEBORAH S. MARETT

PREPÁRATE PARA EXPLICAR TU FE

VERSÍCULO CLAVE: 1 PEDRO 3:15 (NTV)

SI ALGUIEN LES PREGUNTA ACERCA DE LA ESPERANZA QUE TIENEN COMO CREYENTES, ESTÉN SIEMPRE PREPARADOS PARA DAR UNA EXPLICACIÓN.

¿Qué dirías si te preguntan por qué crees en Jesús?  ¿O por qué vas a la iglesia o lees la Biblia?  Si conoces tu Biblia y sabes dónde encontrar versículos sobre Jesús y lo que hizo para salvarnos, eso te ayudará a prepararte para las preguntas inesperadas.  También te ayudará a ser un pescador de personas eficiente, que puede presentar a sus amigos el amor y la gracia de Jesús.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.