Situación temporal

Marina suspiró mientras luchaba por ponerse de pie.  “¿Por qué tengo que usas estas férulas en las piernas?”, pensó.  “Me alegra que hacen posible que yo pueda caminar, pero ¿por qué Dios simplemente no me creó con piernas buenas y fuertes, como a los otros niños?”  Marina se miró en el espejo de cuerpo entero.  “Además, se ven raras.  Odio parecerme a un robot”.  Mientras más lo pensaba, más tenía ganas de llorar. 

Esa noche, cuando Marina fue al supermercado con su madre, se encontraron con una mujer de su iglesia.  “¡Señora Méndez!  ¿Cómo está?”, preguntó mamá.  “Hace poco se cambió de casa, ¿verdad?  ¿Cómo le va?”

La señora Méndez rio.  “No nos gusta mucho todavía.  La calefacción funciona solo la mitad del tiempo y estamos cansados del constante goteo en el lavabo del baño.  El color de las paredes es muy feo y la alfombra está vieja y desgastada”.

“Qué mal”, comentó la madre de Marina, “pero se la ve contenta por eso”.

La señora Méndez sonrió.  “Supongo que es porque estamos pensando en lo linda que quedará la casa una vez que haya tenido todos los arreglos que necesita.  Por ahora estamos trabajando en la cocina.  Luego reemplazaremos la calefacción y comenzaremos a trabajar en las otras habitaciones.  Cada vez que me siento desanimada porque tengo que mover una cortina de plástico para abrir la refrigeradora, solo pienso en lo feliz que estaré cuando todo sea nuevo y funcione en orden.  Eso siempre me hace sentir mejor”.

Esa noche, mamá le contó al padre de Marina lo que había dicho la señora Méndez.

“Parece que está emocionada por su nueva casa, a pesar de que no es tan divertido vivir ahí por ahora”, opinó su papá.  “Así es como deberíamos pensar los cristianos.  De hecho, la próxima vez que me duela la espalda, debo recordar que mi cuerpo no será así para siempre.  Esta es solo una situación temporal.  Cuando Jesús regrese, Él hará nuevas todas las cosas en este mundo, ¡incluyendo nuestros cuerpos!  Nunca más tendremos que lidiar con el dolor, la enfermedad o la muerte”.

“¡Es verdad!”, pensó Marina.  “Tengo que recordar que estas férulas también son solamente una situación temporal”.  SHERRY L. KUYT

LOS CRISTIANOS TENDREMOS NUEVOS CUERPOS

VERSÍCULO CLAVE: 1 JUAN 3:2

SABEMOS QUE CUANDO CRISTO SE MANIFIESTE, SEREMOS SEMEJANTES A ÉL, PORQUE LO VEREMOS COMO ÉL ES.

 ¿Tienes algún problema de salud que te desanime?  Quizá tengas alguna condición para la que no hay cura aquí en la tierra.  Recuerda que, si crees en Cristo, los problemas de salud son solo una situación temporal.  Algún día tendrás un cuerpo perfecto, cuando Jesús regrese y haga nuevas todas las cosas.  Cada vez que sientas desánimo, pídele a Él que te ayude a recordarlo.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.