Oveja extraviada

Joaquín la estaba pasando muy bien con sus tíos en su rancho de ovejas en el campo.  “Me encanta estar aquí”, le contó a su tío Jaime, mientras montaban a caballo por las colinas, a varios kilómetros de la casa.

“Qué bueno”, aseguró el tío Jaime, pero frunció el ceño cuando divisaron algo blanco en el pasto, un poco más allá del sendero.  El tío se bajó de su caballo para ver lo que era.  “Es un cordero muerto”, explicó, negando tristemente con la cabeza.  “Seguramente lo atrapó un león de montaña”.

“¡Qué terrible!”, exclamó Joaquín.  “¿Cómo pudo pasar algo así?  Hay dos hombres con las ovejas todo el tiempo y Shep es un excelente perro guardián.  Él nunca dejaría que un león de montaña se acerque al rebaño”.

“Sí, eso es verdad”, señaló el tío Jaime.  “Un león de montaña no se acercaría a las ovejas con los pastores y los perros.  Pero este corderito debe haberse apartado de los demás.  Una vez que dejó la seguridad y la protección del rebaño, no pudo hacerle frente al león.  Los trabajadores del rancho me han contado que últimamente han visto huellas y tomaron precauciones adicionales, pero de vez en cuando, algún cordero u oveja se las arregla para extraviarse”.

Cuando regresaron a la casa, Joaquín le contó a su tía sobre el cordero que encontraron.  Ella movió la cabeza en negación.  “Bueno, al menos eso nos ayudará a recordar que debemos tener cuidado de no permitir que eso nos suceda a nosotros”.

“¡A nosotros!”, profirió Joaquín.  “¿Los leones de montaña pueden venir a atacarnos?”

“Creo que tu tía está hablando de un tipo diferente de león”, comentó el tío Jaime.  “La Biblia dice que los cristianos son como ovejas, y Jesús es nuestro Pastor.  También se compara a Satanás como un león, ¡uno peligroso!”

La tía Julia asintió.  “Las ovejas deben permanecer juntas, sin extraviarse y caminar solas, porque ahí son presa fácil para el enemigo.  Y los cristianos también debemos permanecer juntos.  Si no lo hacemos, con frecuencia nos convertimos en presa fácil para el diablo, que quiere llenarnos de temor y dudas, y desea evitar que compartamos del amor de Dios con otros”.

“Esa es una de las razones por las que vamos a la iglesia todo el tiempo, ¿verdad?”, preguntó Joaquín. 

“Sí”, contestó el tío Jaime.  “Es el lugar donde recibimos aliento y ayuda de otros cristianos; donde nos recordamos unos a otros que le pertenecemos a Jesús”.  SHERRY L. KUYT

ASISTE REGULARMENTE A LA IGLESIA

VERSÍCULO CLAVE: 1 PEDRO 5:8

ESTÉN ALERTA. SU ADVERSARIO, EL DIABLO, ANDA AL ACECHO COMO LEÓN RUGIENTE, BUSCANDO A QUIEN DEVORAR.

¿Estás consciente de que Satanás hará todo lo posible para evitar que vivas como Jesús desea?  Él quiere vivas con miedo y dudas, en lugar de tener la paz y el amor de Dios.  Esa es la razón por la que es importante que permanezcas cerca de otros creyentes que pueden orar por ti, animarte y recordarte que Jesús es tu Pastor.  Quédate con el rebaño y no seas una oveja extraviada.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.