Reunión familiar

—Mamá, ¿por qué estás llorando? —preguntó Liliana mientras iban de regreso a su casa, después de una reunión familiar.

—Me da tristeza dejar a mis primos y tíos —contestó su madre al momento que salía del centro de retiros para tomar la autopista.

—Yo me siento igual al separarme de mis hermanos —afirmó el abuelo—.  Tenemos tanto de qué hablar, y siento que nunca nos alcanza el tiempo.

—¿Por qué no podemos quedarnos todos juntos? —preguntó la niña.

—Bueno, vivimos lejos unos de otros y todos tenemos trabajos, escuelas y mascotas por los que tenemos que regresar —explicó mamá—.  Entonces, a pesar de que la reunión es divertida y especial, eventualmente llega a su fin.

El abuelo sonrió a Liliana desde el asiento del pasajero.

—Pero un día estaremos en una reunión familiar que no se acabará nunca.

—¿A qué te refieres, abuelo? —cuestionó Liliana—.  ¿Estás hablando del cielo?

El anciano asintió.  —La Biblia dice que Jesús está preparando un lugar espacial para nosotros, en el que viviremos con Él para siempre.

—¿Y allí también habrá una fogata para asar malvaviscos con chocolate y galletas? —preguntó Liliana.

Su abuelo rio.  —Bueno, no sé exactamente cómo será, pero sí sé que habrá buena comida y conversaciones amenas.  El lugar que Jesús está preparando estará lleno de cosas buenas.  Jesús les dijo a sus discípulos: «En la casa de mi Padre hay muchas moradas».  Algunas versiones de la Biblia traducen la palabra «moradas» como «mansiones».  Ya sea una morada o una mansión, puedes estar segura de que será un lugar maravilloso para vivir, ¡con lugar suficiente para todos!

—¿Estarán ahí todos mis primos? —Liliana quería saber.

El anciano abrió su maleta para sacar su Biblia.

—La respuesta a esa pregunta depende de tus primos.  Romanos 6:23 dice que, por causa de nuestro pecado, merecemos estar separados de Dios para siempre, pero Él nos ha dado el regalo de la vida eterna.  Unos capítulos más adelante, dice: «Si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvo».  Si tú, tus primos y todos los demás miembros de nuestra familia confían en Jesús para recibir Su regalo de la vida eterna, todos estaremos juntos con Él en el cielo algún día.  — 

KAREN MCMILLAN

PASA LA ETERNIDAD EN EL CIELO

VERSÍCULO CLAVE: ROMANOS 10:9

SI CONFIESAS CON TU BOCA A JESÚS POR SEÑOR, Y CREES EN TU CORAZÓN QUE DIOS LO RESUCITÓ DE ENTRE LOS MUERTOS, SERÁS SALVO.

¿Estarás en el lugar que Jesús está preparando para quienes confían en Él?  Será un lugar maravilloso donde los hijos de Dios vivirán con Él para siempre.  ¿Has confiado en Jesús para el perdón de tus pecados?  El mejor momento para poner tu fe en Él y ser salvo es ahora mismo.  ¡Entonces podrás anhelar de todo corazón la reunión familiar eterna!  (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.