Respuesta inesperada

La Navidad había pasado.  Ya habían quitado los papeles de regalo con brillantes colores y los lazos coloridos, y los regalos abiertos yacían bajo el árbol.  Debido a que papá había estado sin trabajo por varios meses, la mayoría de los regalos eran muy prácticos, cosas útiles como calcetines, abrigos, guantes y botas.  “Dios es bueno”, aseguró su padre.  “Mi mejor regalo de Navidad es que Él me ha provisto un trabajo.  ¡Es una respuesta a la oración!”

La abuela notó el ceño fruncido de su nieto cuando este se levantó y caminó hacia la cocina.  Ella lo siguió.  “Algo te está molestando, ¿verdad, Marcos?”, preguntó.

“Puede que Dios haya respondido las oraciones de mi papá, ¡pero no respondió ninguna de las mías!  Oré día y noche por un monopatín.  ¿Lo recibí?  ¡No!  ¡No recibí nada que sea divertido!”

“¿Crees que simplemente perdiste de vista la respuesta de Dios?”, preguntó la abuela.

“¿Hay más regalos en otro lado?”, preguntó Marcos, sorprendido.  El niño empezó a caminar hacia la sala para buscar, pero su abuela lo detuvo.

“No me refiero a eso.  ¿Qué pensarías si tu padre hubiera rechazado esa oferta de trabajo y luego declarara que Dios no proveía nada para su familia?”

“¿Para qué haría algo así?”, preguntó Marcos.  “Eso sería absurdo”.

“Sí, así es”, su abuela estuvo de acuerdo, “y aún así tu madre me contó que la señora Racines te ofreció el trabajo de limpiar su jardín durante el invierno, pero no estuviste dispuesto a hacerlo”.  La anciana hizo una pausa.  “Le pediste a Dios una patineta, y Él te dio una oportunidad para ganar el dinero y comprarla.  Pero ahora le echas la culpa a Dios porque no la tienes.  ¿No te parece que es absurdo?”

Marcos se sentó a la mesa.  “Supongo que sí es absurdo”, admitió.

La abuela se sentó junto a su nieto.  “Sé que ha sido un año difícil para tu familia y solo querías recibir algo divertido por Navidad.  Dios lo entiende también.  Él te ama y prometió hacer lo que sea mejor para ti.  A veces eso significa que Su respuesta a tus oraciones será no, pero, en este caso, creo que pudo haber sido un sí, pero tenías que actuar.  A lo mejor Dios sabe que apreciarías más tu patineta si trabajabas para ganarla por ti mismo”.

Marcos asintió.  “Voy a ver si la señora Racines todavía necesita ayuda.  Tal vez no sea tarde para ganarme el dinero para esa patineta”.  —  HAZEL W. MARETT

ORA Y PREPÁRATE PARA ACTUAR

VERSÍCULO CLAVE: MATEO 7:7

PIDAN, Y SE LES DARÁ; BUSQUEN, Y HALLARÁN; LLAMEN, Y SE LES ABRIRÁ.

Cuando oras por algo, ¿estás preparado para ser parte de la respuesta de Dios por medio de la acción?  Por ejemplo, ¿oras para sacar buenas calificaciones y después te esfuerzas en tus estudios?  A veces Dios contesta la oración al proveerte el próximo paso que debes dar.  En la lectura bíblica de hoy, Dios respondió la oración de Cornelio al instruirle que le pidiera ayuda a Pedro.  Entonces ora, y luego prepárate para seguir el plan de acción que Dios te dé.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.