¿Qué es ese olor?

Miguel estaba emocionado. ¡Jacob iba a venir a su casa! Los niños eran amigos de la iglesia y se salían juntos al recreo en la escuela, pero hoy era la primera vez que Jacob vendría a visitarlo en su hogar.

Cuando sonó el timbre, la mamá de Miguel abrió la puerta justo antes que el niño llegara.

—¿Qué es ese olor? —preguntó Jacob, arrugando su nariz.

—¡Pero primero saluda! —bromeó la mamá de Miguel.

—Son tacos de cerdo —contestó el niño, parándose en frente de su madre—. La carne huele un poco feo cuando se está cocinando, pero es deliciosa cuando está lista. La receta es un secreto familiar.

—Nunca he comido tacos de cerdo —comentó Jacob—. Mi papá siempre hace tacos de carne molida. Pero si tú dices que son buenos, los probaré.

Durante la cena, después que cada niño comiera cuatro tacos, la madre de Miguel les preguntó sobre la escuela.

—Nos fue bien —respondió su hijo—. Pero unos niños en el almuerzo nos preguntaron si habíamos visto una película y después nos llamaron bebés cuando les dijimos que nuestros padres no nos dejaban ver esas cosas.

—Sí —agregó Jacob—. Se burlaron de cómo oramos antes de comer. Nos dijeron que deberíamos orar para que nuestros padres nos dejaran madurar.

—¿Recuerdas cómo te pareció feo el olor de los tacos de cerdo hace un rato? —preguntó la mamá de Miguel—. La Biblia dice que, para el resto del mundo, los cristianos también son apestosos. Cuando Jesús obra en nuestros corazones y nos ayuda a demostrar a otros que nos ha cambiado, tenemos un olor agradable para Dios, pero el mundo arruga su nariz con nosotros. Es el mismo aroma, pero a algunas personas no les gusta. Debido a que ustedes, niños, han probado la bondad de Dios, saben que el olor de obedecer a sus padres y de darle gracias al Señor por lo que les ha dado es algo bueno… así como los tacos de cerdo dejaron de ser apestosos y se convirtieron en algo delicioso, ¿verdad?

—Eso me recuerda una cosa —expresó Jacob—. ¿Me pueden dar la receta para mi papá?

—Lo siento —indicó la madre de Miguel—. Es un secreto familiar. Pero nos encantaría invitarlos a ambos a comer la próxima vez que los preparemos.

—Y espero que no pregunte «¿Qué es ese olor?» cuando entre —bromeó Miguel.

—Lo siento —declaró Jacob—. No me gustó el olor al principio, ¡pero ahora hará que se me haga agua la boca porque ya sé lo deliciosos que son los tacos de cerdo!

JOSH MOSEY

DEJA QUE LA BONDAD DE DIOS LLENE TU VIDA

VERSÍCULO CLAVE: 2 CORINTIOS 2:15

PORQUE FRAGANTE AROMA DE CRISTO SOMOS PARA DIOS ENTRE LOS QUE SE SALVAN Y ENTRE LOS QUE SE PIERDEN.

¿Alguna vez has sentido que las personas te tratan diferente porque eres cristiano? La Biblia dice que Dios nos está usando para compartir las Buenas Nuevas de Jesús con el mundo. Cuando caminamos con Él cada día, nuestras vidas se llenan con el aroma de Su bondad y amor. Pero con frecuencia no tenemos un buen olor para el mundo que nos rodea. Aun si la gente se tapa la nariz porque confías en Jesús y Lo sigues, no tengas miedo de dejar que otros sepan que le perteneces a Él.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.