Las pequeñas cosas

—Quisiera poder hacer más cosas para ayudar en la escuela bíblica de vacaciones —comentó Amina al salir de la iglesia con su madre—. Hoy solo ayudé con cosas pequeñas, como indicándoles a los niños dónde tenían que ir y recogiendo los papeles después que los niños se fueron —la niña suspiró—. ¿Cuántos años debo tener para hacer algo que en verdad ayude, algo importante, como enseñar?

—Hija, ¡lo que haces ahora ayuda mucho! —aseguró mamá, quien era la directora de la escuela bíblica de vacaciones. Pero Amina no estaba muy convencida.

Esa noche, la madre de Amina le entregó una tarjeta.

—Esta es de mi parte —le dijo.

La niña sonrió cuando vio la palabra GRACIAS en letras grandes en la cara de la tarjeta. La abrió y vio el mensaje escrito adentro. Estaba escrito de este modo: «graciasaminaportuayudaenlaescuelabíblicadevacacioneslascosaspequeñasquehacessonrealmenteimportantesyestoyorgullosaporqueeresmihijateamomucho».

Amina rio.

—Es un acertijo, ¿verdad? —preguntó mientras trataba de leerlo.

—No, es un mensaje que quiero compartir contigo —contestó mamá.

Amina frunció el ceño.

—Pero no pusiste puntos ni comas ni signos de puntuación en tu mensaje. Tampoco escribiste ninguna palabra con mayúscula. Es más, ¡ni siquiera pusiste espacios entre las palabras!

Su madre se encogió de hombros.

—¿Y qué? Los espacios y los signos de puntuación son cosas tan pequeñas. No son realmente importantes, ¿o sí?

—¡Por supuesto que sí! Son importantes aunque sean pequeños. Sin ellos… bueno, ¡es difícil leer!

Mamá guiñó el ojo y asintió.

—Los espacios y los signos de puntuación son cosas pequeñas, pero son muy importantes, al igual que las cosas que hacemos para servir al Señor. Aun cuando nos hayan dado una tarea que parezca pequeña, Jesús usa nuestro trabajo fiel para que las personas sepan que Él las ama. Los cristianos debemos trabajar juntos para compartir el mensaje de que Jesús murió y resucitó para salvarnos, pero ese mensaje sería difícil de leer sin las cosas pequeñas, ¿no te parece? —la madre sonrió a su hija—. Cada vez que creas que las cosas pequeñas que haces en la escuela bíblica de vacaciones no son importantes, recuerda esta tarjeta y las cosas diminutas que faltaban ahí.

Amina sonrió y miró nuevamente la tarjeta.

—Está bien —expresó—. Mañana haré lo que necesites de mí en la escuela bíblica de vacaciones.

SARA L. NELSON

LAS COSAS PEQUEÑAS SON IMPORTANTES

VERSÍCULO CLAVE: LUCAS 16:10 (NTV)

SI SON FIELES EN LAS COSAS PEQUEÑAS, SERÁN FIELES EN LAS GRANDES.

¿Hay veces que te sientes como si las cosas que haces no fueran importantes? No importa cuán grande o pequeña te parezca una tarea, Jesús promete que usará tu trabajo para el bien y para traer personas hacia Él. Recuerda que tú sirves solo a Jesús y sé fiel en las tareas que te encargan en tu casa, la escuela y la iglesia. Confía en que Él usará lo que hagas para compartir Su mensaje de amor con los demás.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.