Probado y comprobado

“Oh, qué bien huele aquí”, expresó Paulina mientras entraba en la cocina con Keyla.  “Gracias por invitarme a cenar”.

“¿Qué cocinas, mamá?”, preguntó Keyla.

“Es una cazuela de pollo con arroz”.  La madre levantó la tapa de la olla lenta.  “Espero que te guste, Paulina”.

Cuando la niña murmuró una respuesta que nadie pudo entender, Keyla la miró con sospecha.  “¡No crees que te guste la comida!”, exclamó.  “¡Me doy cuenta!”  Ella rio.  “Pero sí te gustará, Paulina, es muy rica en verdad.  ¡Confía en mí!”

“¡Está bien!”, admitió Paulina.  “Te creo”.  Entonces, cuando empezaron a comer, probó el pollo de mala la cazuela de pollo.  “¡Guau! ¡Qué buen sabor!”, indicó.  “¡Me encanta!”

Mientras las niñas jugaban después de la cena, se pusieron a platicar sobre su clase en la iglesia.  “La señora Herrera dijo que la lección de la próxima semana será sobre la fe”, comentó Paulina.  “Nos pidió que pensemos en las formas comunes en que mostramos nuestra fe en lo que nos dice la gente.  ¿Has pensado en algo?”

“No”, contestó Keyla.  La niña se volvió a su padre, que estaba leyendo un libro.  “Ayúdanos, papá.  ¿Cuál sería un ejemplo cotidiano de la fe?”

“Bueno”, señaló el padre.  “Paulina, no creías que te iba a gustar la cazuela.  Entonces, ¿por qué la probaste?”

“Keyla la había probado y me contó que era deliciosa.  Confié en ella, así que también la probé”, explicó Paulina.  “Al probarla yo misma, demostré que tenía fe en lo que ella me dijo y descubrí que me estaba diciendo la verdad”.  La niña sonrió.  “Como diría mi abuelo, es un hecho probado y comprobado”.

“Sí”, afirmó papá.  “A veces pasa lo mismo con la fe en Jesús.  Sus promesas de amor, perdón, pan y paz han sido probadas y comprobadas como verdaderas.  Cuando vemos y oímos sobre cómo otros las han experimentado, eso nos anima a confiar en Él”.

“Como la familia Dávalos en la iglesia”, expresó Keyla.  “Su hijo Gabo está en otro país con el ejército y la señora Dávalos dice que Jesús le ha dado paz.  Cuando veo la forma en que confía en Jesús, eso me ayuda confiar en Él también”.

El padre asintió.  “Jesús cumple Sus promesas en la vida de todo cristiano, y cuando vemos lo que ha hecho por otros, sabemos que hará lo mismo por nosotros”.  —  GAIL D. BROWN

LAS PROMESAS DE JESÚS SON PROBADAS Y COMPROBADAS

VERSÍCULO CLAVE: 1 TESALONICENSES 1:6–7 (PDT)

ACEPTARON ESAS ENSEÑANZAS CON LA ALEGRÍA QUE LES DIO EL ESPÍRITU SANTO.  USTEDES SE CONVIRTIERON EN UN EJEMPLO PARA TODOS LOS CREYENTES.

¿Tienes fe en Jesús?  A lo mejor te hiciste cristiano porque has visto cómo Él ha obrado en la vida de un miembro de tu familia o algún amigo.  ¿Conoces a alguien que esté atravesando por momentos difíciles, pero que siga confiando en Dios?  Jesús también estará contigo cuando afrontes dificultades.  Cuando veas cómo Él ama y consuela a otros cristianos, recuerda que Él hace lo mismo por ti.  Siempre puedes confiar en Él.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.