Pies hermosos

“Espero que Mayra pueda ir a la fiesta en la iglesia este fin de semana”, comentó Laura mientras su familia se sentaba a la mesa para la cena.  “Nuestra clase recibió una invitación del grupo de jóvenes en el que estaremos el próximo año, y tengo miedo de no conocer a nadie si Mayra no va.  Si no puede ir, ¡no sé lo que voy a hacer!”  Laura suspiró dramáticamente.  “Ya hasta elegí la ropa que me voy a poner.  Voy a usar mi nueva blusa azul… la señora de la tienda dijo que era el color perfecto para resaltar mis ojos”.

“Bueno, si Mayra no puede ir, tal vez podrías ir con Brenda”, sugirió mamá.

Laura hizo una mueca.  “No creo.  Brenda es tan… tan simple, si sabes a qué me refiero.  No sabe cómo arreglarse el cabello y su ropa es tan aburrida”.

“Para mí, se ve bien”, opinó Gustavo, el hermano de Lana.

“Y tiene pies hermosos”, agregó su padre.

Laura lo miró fijamente.  “¿Pies hermosos?”, pensó.  “Qué raro decir algo así”.  La niña cambió de tema porque no quería oír más opiniones acerca de Brenda.

Unos días después, Laura presumió su nuevo corte de cabello durante la comida.  “A todos les gusta mi cabello así”, indicó.  “La tía Karen dijo que queda muy bien con mi cara y que estoy floreciendo”.

“¡Oh, rayos!”, exclamó Gustavo, torciendo los ojos.

“Además, ¡Mayra sí puede ir a la fiesta!  Me siento tan aliviada”.  Laura se dirigió a su padre.  “Por cierto, papá, hoy en educación física tuvimos natación y me fijé en los pies de Brenda.  A mí me parece que son comunes y corrientes.  No veo nada bonito en esos pies”.

Su padre sonrió y tomó su Biblia.  “Para el devocional de hoy, leamos Romanos 10:13-15”.  Después de leer los versículos, papá explicó: “Me vienen a la mente al menos dos personas que Brenda ha traído a la iglesia, y sé que también es voluntaria en el asilo de ancianos, donde comparte el amor de Dios con las personas que están ahí.  Por eso, según la Biblia, Brenda tiene pies hermosos, no por su apariencia física, sino porque los usa para ir donde Jesús quiere que ella vaya para hablar a otros sobre Él.  Y eso es mucho más importante que tener una cara bonita”.

“Sí”, afirmó Gustavo, “¡aunque su cara tampoco tiene nada de malo!”  HAZEL MARETT

COMPARTE EL EVANGELIO

VERSÍCULO CLAVE: ROMANOS 10:15

¡CUÁN HERMOSOS SON LOS PIES DE LOS QUE ANUNCIAN EL EVANGELIO DEL BIEN!

¿Qué clase de pies tienes?  ¿Son pies hermosos?  Sí lo son, si los usas para ir a hablar a otros acerca de Jesús.  La Biblia no elogia una cara bonita, pero habla muy bien de los pies hermosos.  Está bien que quieras cuidar tu apariencia, pero no permitas que eso se interponga en lo que realmente es importante.  ¿Cómo puedes contar a otros sobre Jesús y compartir de Su amor con ellos?

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.