No tan alejado

“Augusto, ¿invitaste ya a Tobías al campamento de Biblia?”, preguntó su madre mientras ponía un molde en el horno.

“No, lo olvidé”, contestó Augusto desde su puesto en la mesa.

“Eso es lo que dijiste la semana pasada… y la anterior a esa”, dijo mamá con el ceño fruncido.

Augusto se encogió de hombros con la mirada fija en la pantalla de su computadora portátil.  “No creo que esté interesado en ir, de todos modos.  Tobías probablemente esté demasiado alejado de Dios como para ser salvo.  Ayer lo volvieron a enviar a la oficina del director por una pelea y oí que hizo trampa en el examen de matemáticas.  Eso sin mencionar que le miente a todo el mundo y es respondón con los maestros”.

Antes que su madre pudiera contestar, la hermana de Augusto, Julia, entró corriendo a la cocina, sosteniendo una planta marchita en sus manos.  “¡Mamá, mi helecho está muriendo!  ¿Le puedes salvar?”

La madre se agachó para darle un vistazo.  “No sé, hijita.  Me parece que ya está ya en camino al más allá”.

“¿Qué?”  Augusto levantó la mirada de su computadora.  “Mamá, no puedes darte por vencida con el helecho de Julia.  ¡Todavía tiene bastante vida!”

“Pero ha pasado tanto tiempo sin agua que no sé si pueda salvarlo”, expresó su madre con un suspiro.

“El hecho que esté un poquito seco no significa que tengas que dejarlo morir”, aseguró Augusto.  “Julia cultivó por sí misma ese helecho y te he visto salvar plantas en peores condiciones que esta.  ¿No crees que al menos…?”  El niño se detuvo y reflexionó por un minuto.  “Oh, creo que ya me doy cuenta de lo que quieres lograr con esto”, afirmó al ver que su madre quería enseñarle una lección.

“Tienes razón”, declaró su madre.  “Debería intentarlo.  ¡Y tú también!  Dijiste que Tobías probablemente esté demasiado alejado, pero Jesús puede salvar a cualquiera.  De la misma manera que a Julia le importa su plantita, Dios ama a Tobías y es importante para Él.  En la Biblia, Jesús se llama a Sí mismo el Agua Viva porque nadie puede tener vida sin Él.  Tobías necesita agua espiritual, necesita a Jesús.  Tal vez solamente hace falta que alguien se tome el tiempo de ayudarle a entender cuánto le ama Jesús”.

Augusto suspiró.  “Está bien.  Invitaré a Tobías al campamento y trataré de ser un buen amigo para él”.  El niño apuntó la planta.  “Pero entonces tienes que hacer el intento de salvar el helecho de Julia”.

Mamá sonrió.  “¡Trato hecho!”  —  ELENA KETNER

NO TE RINDAS CON LAS PERSONAS

VERSÍCULO CLAVE: GÁLATAS 6:9 (NVI)

NO NOS CANSEMOS DE HACER EL BIEN, PORQUE A SU DEBIDO TIEMPO COSECHAREMOS SI NO NOS DAMOS POR VENCIDOS.

¿Alguna vez has mirado a alguien y decidido que estaba “demasiado alejado”?  La Biblia dice que todos hemos pecado y no alcanzamos el estándar de Dios.  Ninguno de nosotros es perfecto, todos hacemos cosas que están mal.  Gracias a Dios, tenemos un Padre que nos ama, pase lo que pase.  Jesús ofrece vida a cualquiera que tenga sed.  Él puede perdonar cualquier pecado y cambiar cualquier corazón.  No te rindas con ninguna persona.  Sigue apuntándolos hacia Jesús.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.