Mundo en guerra

Félix estaba acostado en su cama con su cabeza apoyada en sus manos y una mirada de preocupación en su rostro, cuando su madre se asomó por la puerta.  “Félix, ¿cómo te fue en la escuela?”, preguntó.  “¿Pasó algo?”

“No, realmente”, vaciló Félix.  “Pero tuvimos una discusión en la clase de ciencias sociales.  Uno de los niños comenzó a hablar de terrorismo, de guerras nucleares, de cómo todo el mundo va a explotar y a llegar a su fin en poco tiempo.  Y me pareció que el maestro estaba de acuerdo con él”.

“¿Él lo dijo?”, preguntó la madre.

“No, pero parecía como si lo creyera.  Dijo que, si todos dejaran de fabricar armas nucleares, el mundo estaría en paz y nadie pelearía”.

“Eso suena bonito, pero me temo que eso no va a suceder”, aseguró su mamá.  “Hubo muchas, muchas guerras antes de que se inventaran las armas nucleares.  Personas y naciones quieren tener poder y, con frecuencia, hacen lo que sea para obtener ese poder.  No es realista creer que los humanos dejarán de pelear de un día para el otro”.

“Supongo”, comentó Félix.  “Pero pensar en eso me da miedo.  En la escuela hablamos sobre guerra y terrorismo, y siempre está en las noticias.  Al parecer, nunca vamos a dejar de enterarnos de estas cosas que asustan”.  El niño hizo una pausa.  “¿No tienes miedo, mamá?”

La madre suspiró.  “Este mundo es un desastre, Félix.  Por causa del pecado, el mundo está roto y las personas hacen cosas terribles.  Pero cuando escucho noticias que asustan sobre la violencia en el mundo, le doy gracias a Jesús porque mi futuro está en Sus manos.  Sabemos que Él tiene el control de este mundo y nada sucede a menos que Él lo permita.  También sabemos que Él nos ama y cuida de nosotros, como Sus hijos.  Cuando sentimos temor por causa de lo que está pasando en el mundo, debemos confiar en Dios y recordar que Jesús murió para rescatarnos del pecado y del mal”.

“Lo sé”, dijo Félix.  “Solo me gustaría que las cosas fueren distintas”.

“A mí también”, afirmó su mamá, “pero recuerda que las cosas no serán así para siempre.  Algún día, cuando Jesús regrese, Él terminará con el pecado y con la muerte de este mundo, de una vez por todas.  Hasta que llegue ese día, podemos encontrar la paz porque sabemos que Él siempre está con nosotros, pase lo que pase, y descansamos en la esperanza que tenemos en Él”.  – LENORA MCWHORTEN

NO TENGAS MIEDO, CONFÍA EN JESÚS

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 14:1

NO SE TURBE SU CORAZÓN; CREAN EN DIOS, CREAN TAMBIÉN EN MÍ.

¿Tienes miedo cuando oyes noticias sobre guerra y terrorismo?  A lo mejor hayas vivido en carne propia cosas terribles de ese tipo.  Este mundo es un lugar que da miedo, pero no tienes que llenarte de temor.  Tu futuro está en las manos de Dios. Confía en que Jesús estará contigo en medio de todas las situaciones aterradoras que afrontes en este mundo, y espera con ansias el día en que Él terminará con la guerra y la violencia para siempre.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.