Llegada inesperada

“¿Quién quiere ir a ver una película en la tarde?”, preguntó papá mientras abría la puerta para irse al trabajo.

“¡Yo!”, gritaron en coro Olivia y Selena.

“Está bien”, dijo el padre.  “Si limpian sus habitaciones antes que regrese a la casa, nos vamos”.

Después que papá se fue y mamá se puso a lavar la ropa, Olivia encendió la televisión.  “Veamos dibujos animados y luego limpiaremos las habitaciones”, sugirió.  “Tenemos tiempo de sobra”.

Después del almuerzo, Olivia ahogó un grito.  “¡Oh, no!  Nos olvidamos de limpiar las habitaciones”.

“Lo sé”, admitió Selena, “pero todavía tenemos tiempo de sobra.  Juguemos una ronda más de nuestro juego nuevo”.

“Bueno”, aceptó Olivia.  Las niñas sacaron el juego y comenzaron a jugar.  Antes que se dieran cuenta, eran casi las tres de la tarde.  “Ya es hora de comenzar con nuestras habitaciones”, señaló Olivia con un suspiro.  “La mía es un desastre”.

“Sí, la mía también”, afirmó Selena.  En ese momento, oyeron que se abrió la puerta y levantaron la vista.  “¡Papá!”, exclamó Selena, consternada.  “¡Llegaste temprano a casa!  ¡Estábamos a punto de limpiar nuestras habitaciones!”

“¿Quieren decir que todavía no han empezado?”, preguntó su padre.  Olivia y Selena estaban avergonzadas.  “Lo siento, hijas, pero tendrán que olvidarse de ir a la película”, indicó papá.

“¡Pero no sabíamos que regresarías a casa tan temprano!”, aseguró Olivia.  “¿No podemos ir cuando acabemos de arreglar las habitaciones?”  Su padre negó con la cabeza y las niñas sabían que sería inútil seguir insistiendo.

“Ustedes me recuerdan de algo que Jesús dice en la Biblia”, comentó su padre.  “Él nos dice que debemos estar listos para Su regreso, pero no sabemos cuándo será.  Sería terrible que Él nos encontrara sin que estemos preparados cuando regrese, así como ustedes no estaban preparadas para mi regreso esta tarde”.

“Sí”, expresó Selena y Olivia asintió.

“Esa es la razón por la que no deberíamos postergar la decisión de poner nuestra confianza en Él.  Necesitamos que Jesús perdone nuestros pecados y nos dé nuevos corazones ahora”, explicó papá.  “¡Tener un corazón nuevo y limpio es mucho  más importante que tener una habitación limpia!”

“Yo he confiado en Jesús, ¡entonces sé que mi corazón está limpio!”, dijo Olivia.

“Yo también”, afirmó Selena.  “Y la próxima vez que nos ofrezcas ir a una película, ¡me aseguraré de que mi habitación también esté limpia!”  —  SHERRY L. KUYT

PREPÁRATE PARA CUANDO JESÚS REGRESE

VERSÍCULO CLAVE: LUCAS 12:40

ESTÉN PREPARADOS, PORQUE EL HIJO DEL HOMBRE [JESÚS] VENDRÁ A LA HORA QUE NO ESPERAN.

¿Conoces a Jesús como tu Salvador?  ¿Has puesto tu confianza en Él para que te perdone por tu pecado?  No esperes.  Él volverá y tienes que estar listo.  Que Él no te encuentre sin preparación.  ¡Confía en Jesús ahora y Él te dará un corazón limpio hoy mismo!  (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.