La carnada correcta (Parte 2)

Natalia sonreía mientras subía al automóvil después de la iglesia.

—Papá, ¿puedo ir a pescar el próximo fin de semana? —preguntó—. Mi líder del grupo de jóvenes dice que yo debería ir.

Su padre rio mientras encendía el carro.

—Pero no te gusta pescar, así que aquí hay gato encerrado.

Gaspar, el hermano de Natalia, rio.

—¿Entendiste? ¡Gato! Los gatos comen peces.

Natalia torció los ojos.

—Nuestra lección de hoy fue sobre ser pescadores de hombres —explicó—. Le conté a la clase cómo usas la carnada correcta cuando vas a pescar mojarras, y decidimos que tenemos que pensar en cuál sería la carnada adecuada cuando pescamos personas.

—Qué interesante —opinó su madre—. Pero ¿qué podría ser mejor que lo que Jesús ya nos ofrece, es decir, vida eterna con Él?

—Tienes razón, eso es lo mejor, por supuesto —afirmó Natalia—. Pero la señora Polanco señaló que muchas personas viven tan enfocadas en el presente, así como ella dice, que realmente no ponen atención cuando les hablamos del cielo. Así que decidimos que deberíamos también usar algo más para atraer a las personas y hacer que quieran escuchar cuando hablamos sobre Jesús.

—Entonces, ¿qué tipo de carnada vas a usar para eso? —preguntó Gaspar.

—Amor —respondió Natalia.

—¡Amor! —su hermano hizo una mueca—. ¡Guácala! No me gusta el sentimentalismo empalagoso.

—No es sentimentalismo —explicó Natalia—. La señora Polanco dice que el amor puede tener diferentes formas. El próximo fin de semana tomará la forma de una fiesta.

—¡Eso sí me gusta! —expresó Gaspar—. Pero ¿cómo puede ser una fiesta una carnada?

—Bueno, es una actividad a la que tus amigos van a querer venir y nos dará la oportunidad de demostrarles el amor de Dios —contestó Natalia—. Habrá comida y juegos, y todos pueden invitar a sus amigos. Esperamos que vengan personas que no conocen a Jesús para que puedan oír más sobre Él y ver el amor que ha puesto en nuestros corazones —la niña sonrió—. Voy a invitar a Serena.

Papá asintió.

—Jesús nos ama tanto que murió en la cruz por nuestros pecados, y nos dice que debemos amar a otros. El amor es la carnada que usamos para atraer a más personas hacia Él.

HAZEL W. MARETT

GANA A OTROS CON AMOR

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 13:35

EN ESTO CONOCERÁN TODOS QUE SON MIS DISCÍPULOS, SI SE TIENEN AMOR LOS UNOS A LOS OTROS.

¿Estás pescando personas, es decir, estás compartiendo las Buenas Nuevas de Jesús con otros, para que puedan conocerlo también como su Salvador? ¿Qué carnada estás usando? La Biblia dice que es nuestro amor el que atrae a otros a Jesús: amor por Dios, amor por otros cristianos y amor por quienes todavía no Lo conocen. Deja que el amor que Dios ha puesto en tu corazón llene tu vida, para que los demás se sientan atraídos a Jesús.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.