La advertencia

Nubes oscuras y amenazantes flotaban encima de la familia Martínez, que conducía a casa después de la iglesia.  “En la escuela dominical aprendimos que Jesús viene en las nubes”, contó el pequeño Danilo, de cinco años, mientras miraba el cielo atentamente.  “¿Creen que venga hoy?”

“Puede ser”, contestó su madre.

“Eso lo he oído toda mi vida”, comentó Alexa.  “Creo que los pastores dicen eso solo para asustar a la gente”.

“¡Alexa!”  Mamá fue interrumpida por el sonido agudo y penetrante de una sirena.  El viento comenzó a soplar con fuerza y enormes gotas de lluvia bombardearon el automóvil.

“Oh, no, ¡es una advertencia de tornado!”, exclamó Alexa.

“Ya casi llegamos a la casa”, aseguró su padre, mientras se esforzaba por ver en la intensa lluvia.

“¡Tal vez Jesús está llegando!”, dijo Danilo, emocionado.

“¡No digas eso!”, gritó Alexa.  “¡Apresúrate, papá!”

“Cálmate, Alexa”.  El padre guardó el automóvil en el garaje.  En ese momento, el granizo empezó a colorear de blando el piso y los Martínez corrieron al refugio contra las tormentas que tenían en su patio trasero.

El señor Carrasco, su vecino, estaba de pie en su porche, observando las nubes.  “Será mejor que venga al refugio con nosotros”, le rogó papá mientras corrían junto a él.

El señor Carrasco rio.  “Siempre que se forma una nubecita dan la alarma de tornado.  No es necesario esconderse en un agujero en la tierra”.  Cuando se cerró la puerta del refugio detrás de los Martínez, un fuerte rugido llenó el aire.

Una media hora después, el padre se asomó para ver si la tormenta había pasado.  “¡Nuestra casa!”, clamó Alexa cuando salieron del refugio.  Faltaba una esquina del techo, pero toda la casa del señor Carrasco estaba destruida.

“Entren”, les indicó su padre.  “Voy a ver cómo está el señor Carrasco”.

Cuando papá regresó, su rostro estaba sombrío.  “El señor Carrasco fue llevado al hospital”, informó con tristeza.  “¡Qué pena que no creyó en la advertencia!”

“Lo que sucedió con el señor Carrasco es un buen recordatorio para que meditemos si hay alguna advertencia que estemos ignorando”, señaló mamá, mirando a Alexa.  “La Biblia nos advierte que llegará el día en que Dios juzgará al mundo por su pecado, y tenemos la oportunidad de refugiarnos. Jesús tomó el castigo por nuestro pecado para que podamos ser perdonados.  Esa es la razón por la que debemos confiar en Él.  Puede que Jesús no venga hoy, pero vendrá y debemos estar preparados”.  —   BARBARA J. WESTBERG

PREPÁRATE PARA EL REGRESO DE CRISTO

VERSÍCULO CLAVE: MATEO 24:44

ESTÉN PREPARADOS, PORQUE A LA HORA QUE NO PIENSAN VENDRÁ EL HIJO DEL HOMBRE.

¿Sabías que la Biblia dice que Jesús regresará un día?  En lugar de venir a la tierra como un bebé, esta vez vendrá como Rey para hacer desaparecer el pecado para siempre.  Su venida será maravillosa para quienes estén preparados.  ¿Tú lo estás?  No te has preparado si no has confiado en Jesús como tu Salvador.  No ignores las advertencias.  ¡Confía en Él hoy mismo! (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.