Galletas después de Navidad

Jenny se desplomó en el sillón.  “¡Estoy tan aburrida!”  En los pocos días desde que pasó la Navidad, la niña había estado desanimada por toda la casa sin tener nada que hacer.

“¿Por qué no juegas con tu nueva pelota de baloncesto?”, sugirió su mamá.  “También puedes armar uno de tus nuevos rompecabezas”.

“Ya hice eso”, señaló Jenny.

La madre suspiró.  “Recibiste tantos juguetes por Navidad, ¿y no tienes nada que hacer?”  En eso chaqueó los dedos.  “¡Tengo una idea!  Ven a la cocina.  Vamos a hacer galletas”.  Jenny no estaba segura de que eso era lo que quería hacer, pero su mamá insistió, y en pocos minutos tenían harina hasta los codos.

“Mamá, hicimos todo tipo de galletas antes de Navidad, hasta nos quedan todavía algunas.  ¿Cómo es que seguimos haciendo galletas?”, preguntó Jenny.

“Porque las vamos a regalar”, explicó mamá.  “¿Te has fijado en ese sentimiento de aburrimiento y pesar que has tenido desde que terminó la Navidad?  Puede ser que otras personas también se sientan aburridas y desanimadas, especialmente las personas confinadas y los que están en asilos de ancianos u hospitales.  Antes de la Navidad, les pusieron mucha atención.  Iba gente a cantarles villancicos, tenían visitantes, programas, etcétera.  Ahora la Navidad se terminó y es probable que se sientan solos.  ¿Te gustaría ir a animarlos?”

Jenny dibujó una sonrisa.  “Está bien.  Hagámoslo.  Voy a arreglar una linda caja de galletas para ellos.  ¡Será un regalo para después de Navidad!”

Cuando Jenny y su mamá regresaron a casa esa tarde, los ojos de Jenny brillaban mientras le contaba a su papá sobre su visita al asilo de ancianos.  “¡Todos estaban tan felices de vernos!  ¿Y sabes qué?  Un hombre me preguntó por qué nos molestábamos en ir a verlos después de Navidad.  No supe qué decirle, así que solo le dije que Jesús también lo ama después de Navidad.  Él me dijo que no sabía mucho de ese tema.  Entonces mamá conversó con él, ¡y este hombre decidió confiar en Jesús como su Salvador!  Vamos a volver a visitarlo… ¡y también a todos los demás!”

“¡Qué maravilloso!”, afirmó el padre.  “Me recuerdas a los pastores en la historia del nacimiento de Jesús.  Después de ver al niño Jesús, fueron y les contaron a otros sobre Él”.  Papá tomó una Biblia que estaba en una mesa cercana.  “Leamos juntos esa historia nuevamente.  Es verdad que se acabó la Navidad, pero todavía debemos recordar cómo Jesús vino a salvarnos… y seguir compartiendo de Su amor con otros”.  – HAZEL MARETT

DA A CONOCER A JESÚS

VERSÍCULO CLAVE: LUCAS 2:17 (NTV)

DESPUÉS DE VERLO, LOS PASTORES CONTARON A TODOS LO QUE HABÍA SUCEDIDO Y LO QUE EL ÁNGEL LES HABÍA DICHO ACERCA DEL NIÑO.

 

¿Te sientes aburrido o desanimado después que terminaron las festividades de Navidad?  Muchas personas se sienten así, especialmente los que no están con su familia.  ¿Puedes pensar en algún modo para compartir el amor de Jesús con ellos?  Podrías ofrecerle tu ayuda a alguien o hacerle algún regalo para después de Navidad.  ¡Cuéntales a los demás que Jesús los ama todos los días del año!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.