Es la verdad

“¡Abuelita, ese reportero arruinó por completo nuestra historia!”  Isabela señaló una página en el periódico de su abuela.  “Me emocioné tanto cuando nos entrevistaron sobre la entrega de alimentos que ayudamos a iniciar los estudiantes de quinto grado en nuestra escuela, ¡pero él cambió casi todo lo que dijimos!”

“Lo siento, Isa”, expresó su abuela, “pero cuando contamos historias, la gente con frecuencia las cambia.  A veces distorsionan lo que decimos o dejan fuera algunas de nuestras palabras.  En otras ocasiones simplemente nos malinterpretan o entienden mal las cosas”.

“Bueno, se nota que él entendió muchas cosas mal”, aseguró Isabela.  “¡Aquí dice que estamos en cuarto grado, no en quinto!  Y dos de los nombres en el pie de la fotografía no coinciden con las personas correctas.  El nombre de Eduardo está bajo la imagen de Pancho y el nombre de Pancho está bajo la imagen de Eduardo”.

La abuela negó con la cabeza.  “Bueno, supongo que eso te demuestra que no siempre puedes creer lo que lees”.

Isabela frunció el ceño.  “¡Así veo!”

La anciana sonrió mientras sacaba un poco de leche con galletas y las ponía sobre la mesa.  “Me alegra saber que hay un libro que podemos leer y siempre sabremos con certeza que lo que diga es verdad.  ¿Sabes qué libro es?”

“Claro”, afirmó Isabela.  “Es la Biblia.  En la iglesia aprendimos un versículo que dice que toda la Escritura es inspirada por Dios.  Eso significa que sus palabras son verdaderas, porque Dios las dijo”.

“¡Correcto!”, exclamó la abuela.  “¿De qué otra forma sabemos que la Palabra de Dios es verdadera, aparte de ese versículo que aprendiste?”

“Bueno… aprendí que las cosas que la Biblia predijo hace muchísimos años sucedieron en verdad, hasta en los detalles más pequeños”, respondió Isabela.  “Los profetas del Antiguo Testamento contaron cómo Jesús iba a nacer, y sucedió exactamente como ellos lo dijeron.  Y los arqueólogos han excavado las ciudades mencionadas en la Biblia…  además, simplemente lo sé en mi corazón, todo es verdad”.

“Eso es porque el Espíritu Santo de Dios te ayuda”, explicó la abuela.  “Él abre nuestros ojos a la verdad de la Palabra de Dios y la usa para mostrarnos nuestra necesidad de Jesús, para que seamos más como Él.  Los reportes en las noticias con frecuencia dicen las cosas mal, pero la Biblia nunca se equivoca.  Podemos creer siempre que lo dice la Escritura es verdad”.  —  LUCINDA J. ROLLINGS

LA BIBLIA SIEMPRE ES VERDADERA

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 17:17 (NTV)

HAZLOS SANTOS CON TU VERDAD; ENSÉÑALES TU PALABRA, LA CUAL ES VERDAD.

¿Dónde buscas la verdad?  ¿En los reportes de noticias?  ¿Tus padres?  ¿Maestros?  ¿Tus amigos?  Los noticieros no siempre informan con precisión y las personas con frecuencia malinterpretan las cosas o no conocen todos los hechos.  Y aunque tus padres, maestros y pastores están en posiciones de autoridad y siempre tienes que respetarlos, incluso ellos pueden equivocarse en ocasiones.  Pero la Biblia nunca se equivoca.  Es la Palabra de Dios y lo que Él dice es la verdad.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.