Día de limpieza

—Hoy hay una limpieza en la playa para celebrar el Día de la Tierra —comentó papá durante el desayuno—. Se necesitan voluntarios para caminar por la playa y recoger cualquier basura que encuentren. ¿Qué les parece si vamos a ayudar?

Diego puso mala cara.

—¡Yo no quiero recoger la basura de otras personas! No es mi trabajo limpiar lo que ellos ensucian.

—Es verdad que todos somos responsables por nuestra propia basura y no deberíamos arrojarla en la playa —afirmó el padre—. Pero la triste realidad es que la basura sigue siendo un problema y una forma en que podemos ayudar a solucionarlo es trabajando juntos para limpiarla. Todos debemos ayudar a cuidar del bello mundo que Dios nos dio.

Diego no se veía convencido.

—Piénsalo de este modo —le dijo papá—. ¿Recuerdas lo que pasó con tu bicicleta el invierno pasado? La dejaste bajo un arbusto, detrás del garaje, y cuando se derritió la nieve, estaba toda oxidada. Tu mamá y yo confiábamos en que la ibas a cuidar.

Diego suspiró.

—Pero no cuidé mi bici.

—Bueno, Dios creó el mundo para que lo disfrutemos, y eso es mucho más importante que una bicicleta —aseguró su padre—. La basura que las personas dejan contamina la creación de Dios. Hace que una hermosa playa se vea sucia e incluso podría matar o hacer daño a los peces, animales y aves que viven en el océano o cerca de él —papá hizo una pausa—. ¿Recuerdas a quién Dios creó a Su imagen y puso a cargo de todos los seres vivos en Génesis, el primer libro de la Biblia?

—A Adán y Eva —contestó Diego—. Entonces, ¿eso significa que ahora nosotros estamos a cargo?

Su padre asintió.

—Como personas creadas a la imagen de Dios, Él nos ha dado la tarea de cuidar de Su creación, y como personas que confiamos en Jesús, también hemos recibido la tarea de compartir la esperanza de Jesús con el mundo. Una forma muy sencilla de hacerlo es recoger la basura que botan otras personas, porque es parecido a lo que Jesús hizo por nosotros, ¡Él limpió nuestros pecados! Y a pesar de que no podemos arreglar todo lo que está mal en el mundo, Jesús sí puede y un día lo hará, cuando regrese para hacer nuevas todas las cosas.

Diego se quedó pensativo un momento.

—Está bien. Vayamos a ayudar con la limpieza de la playa.

JACQUELINE J. LEAYCRAFT

CUIDA DE LA CREACIÓN DE DIOS

VERSÍCULO CLAVE: GÉNESIS 1:1

EN EL PRINCIPIO DIOS CREÓ LOS CIELOS Y LA TIERRA.

¿Estás agradecido por el hermoso mundo que Dios creó para nosotros? ¿Estás haciendo todo lo posible para cuidarlo? Hoy es el Día de la Tierra. Averigua si hay alguna actividad en donde vives en la que puedas participar para ayudar a proteger la tierra y mantenerla limpia… ¡o puedes organizarla tú! Pero no limites el cuidado de la creación de Dios al Día de la Tierra. Celebra todos los días del año el regalo de Su creación y la promesa del Señor de restaurarla algún día a la perfección.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.