Cambio de planes

Cuando Emilia y su papá aplaudieron y gritaron en alta voz, dos golondrinas rápidamente volaron afuera de su garaje.  Sus colas se veían como tenedores frente al cielo azul.  “¿Por qué no podemos dejar que hagan su nido en el garaje, papá?”, preguntó Emilia mientras observaba cómo los pájaros volaban encima de la casa del vecino para luego desaparecer en el horizonte.

“Nuestro garaje no sería un lugar seguro para criar parajitos bebé”, contestó el papá.  “¿Ves lo que pasa cuando se cierra la puerta del garaje?”  Mientras hablaba, el papá aplastó un botón que cerraba la puerta.  Al instante, el lugar quedó en la más profunda oscuridad y la fresca brisa cesó.

Emilia asintió.  “Nuestro garaje sería demasiado caliente para ellos, ¿verdad?”

“Sí, y no solo eso”, explicó el papá.  “Cuando la puerta está cerrada, la mamá pájaro y el papá pájaro no podrían salir para traer alimentos para los pajaritos bebé”.  Papá abrió la puerta del garaje, dejando que el aire fresco entrara otra vez.

“Supongo que tendrán que cambiar sus planes y buscar un nuevo hogar… así como nosotros tuvimos que cambiar nuestros planes y buscar un nuevo hogar cuando nos mudamos acá”, dijo Emilia, suspirando.  “A veces quisiera que nuestros planes no hubieran cambiado.  Me gusta vivir aquí, pero extraño mi anterior escuela y los amigos que tenía allá”.

Papá hizo un gesto afirmativo.  “A mamá y a mí también nos gustaba el lugar donde vivíamos antes”, señaló.  “Nos sorprendimos cuando mi empresa quiso traernos acá, pero estoy seguro de que, con el tiempo, nos llegará a gustar”.  El padre se apoyó en la pared y pensó por un minuto.  “Nosotros podemos hacer planes, Emilia, pero como dice la Biblia, es el Señor quien determina nuestros pasos, y queremos seguirlo dondequiera que Él nos lleve”.

“Pero ¿por qué Dios quería que nos mudemos?”

“¿Por qué espantamos a los gorriones para que salgan del garaje?”, preguntó el padre.

“Bueno, porque sabemos que necesitan construir su nido en otro lugar”, respondió Emilia.

“Correcto.  Los pajaritos no lo entienden, pero nosotros sabemos que es lo mejor.  Y no sabemos por qué Dios quería que nos mudáramos, pero podemos confiar en que Él sabe lo que es mejor… incluso cuando no tiene sentido para nosotros”.

“Lo sé”, dijo Emilia.  “Y estoy agradecida porque Él está con nosotros y promete ayudarnos con las cosas que no entendemos”.

Papá sonrió.  “Yo también”.MARY F. WATKINS

ACEPTA LOS PLANES DE DIOS PARA TI

VERSÍCULO CLAVE: PROVERBIOS 16:9

LA MENTE DEL HOMBRE PLANEA SU CAMINO, PERO EL SEÑOR DIRIGE SUS PASOS. 

¿Es difícil para ti aceptar un cambio en tus planes?  Es bueno planificar para el futuro, pero recuerda que Dios es quien tiene el control y tus planes podrían tener que cambiar para que Él haga lo que es mejor.  Confía en que Él hará que todo obre para bien.  Debes saber que Él está contigo y que siempre te ayudará en medio de cualquier cambio difícil de tu vida.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.