Brazaletes de la amistad

“¡No puedo creer que Mia me haya hecho esto!”  Adela se quitó el brazalete de la amistad de su pulsera y lo arrojó en la basura.

“¿Adela?  ¿Estás bien?”, preguntó su madre.  “¿Por qué tiraste el brazalete que te dio Mia?”

“Creí que era mi amiga”, contestó Adela.  La niña colgó su mochila en su percha y se sentó en la mesa.  “Pero ella contó mi secreto a toda la clase.  ¡Incluso a los varones!”

“Ya veo”.  Mamá se quedó pensando un momento.  “Adela, ¿tienes más de ese hilo que usas para hacer brazaletes?”

Adela asintió con la cabeza, se levantó y trajo la caja de hilos de brillantes colores, poniéndola sobre la mesa.  La madre empezó a buscar entre los hilos y eligió algunos.

“¿Qué estás haciendo?”, preguntó Adela.

“Estoy haciéndote un brazalete de la amistad.  Te recordará que siempre tienes un amigo, uno que jamás te traicionará”.  Su mamá comenzó a entrelazar las hebras, y señaló un hilo oscuro.  “Este amigo te ha amado, a pesar de que tú has hecho muchas cosas malas, y siempre te amará, hagas lo que hagas”.

“¿Eres tú?”, preguntó Adela.

“No.  Aunque yo te amo mucho, esta persona te ama mucho más”.  La madre tomó un hilo rojo.  “Él murió para salvarte de tus pecados”.  Luego tomó un hilo blanco y otro verde.  “Él te lavó del pecado y te dio una nueva vida”.

“¡Ya sé quién es mi amigo!  ¡Es Jesús!”, exclamó Adela.  “Y el brazalete tiene los mismos colores que el libro sin palabras que hice en la iglesia.  El dorado es por las calles de oro en el cielo”.

“Sí, Jesús te amó lo suficiente como para darte un hogar en el cielo, algún día.  Él te ama tanto, Adela.  Jesús siempre estará aquí para ti, incluso cuando todos los demás te dejen”.  La madre puso el brazalete en la pulsera de Adela.  “Puedes usarlo, como un recordatorio de que siempre tendrás un amigo en Jesús”.

Adela se quedó pensativa.  “Si Jesús es tan buen amigo para mí, quizá debería darle otra oportunidad a Mia”.

Mamá sonrió y le dio un abrazo a su hija.  “Esa es una muy buena idea.  Tu Amigo celestial estará contigo cuando le muestres Su perdón a Mia”.JESSICA KLEEBERGER

JESÚS ES EL MEJOR DE LOS AMIGOS

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 15:13 (NTV)

NO HAY UN AMOR MÁS GRANDE QUE EL DAR LA VIDA POR LOS AMIGOS.

¿Alguna vez te ha decepcionado una persona?  Quizá fue un amigo o amiga, tu mamá o tu papá, tu hermano o tu hermana.  La buena noticia es que los hijos de Dios tienen un Amigo que nunca los defraudará.  ¡Ese Amigo es Jesucristo!  Él te amó lo suficiente como para morir por ti, para que puedas tener vida eterna con Él.  Puedes confiar en Jesús como el mejor de tus amigos.  (Presiona aquí para conocer las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.