Trabajas duro o a duras penas trabajas

Mamá asomó la cabeza a la sala.  “Creí que les había dicho a ambos que lavaran los platos”.

Laura y Roberto levantaron la vista de la pantalla de la computadora.  “Ya lo hicimos, mamá”, contestó Laura.

“Supongo que debí haber sido más específica.  Cuando les dije que lavaran los platos, no me refería solo a que los amontonen en el lavadero.  Quería que los pusieran en la lavadora de platos y la encendieran”.

Los dedos de Roberto bailaban en el control del juego.  “Ya nos encargaremos de los platos cuando terminemos este nivel.  Nos tomó todo el día llegar tan lejos”.

La madre suspiró.  “Me gustaría que pusieran el mismo esfuerzo que ponen a los videojuegos en sus tareas de la escuela y para ayudar en la casa”.  Entonces, señaló a la cocina.  “Tienen cinco minutos para terminar ese juego, y luego tendrán que ponerse a trabajar”.

Roberto y Laura terminaron su juego y marcharon a la cocina.  “Lavar los platos no es tan divertido como jugar en la computadora”, expresó Laura.

“¿Crees que limpiar los baños es divertido?”, preguntó su mamá.  “No me encanta refregar el excusado, pero trato de hacerlo brillar cada vez, para que esté limpio para ustedes.  Deberíamos dar nuestro mejor esfuerzo en todo lo que hacemos”.

“Bueno, al menos ponemos esfuerzo en los juegos de video”, comentó Roberto, mientras enjuagaba un plato en el lavadero y se lo pasaba a su hermana.

“Es verdad”, señaló mamá.  “Sin duda trabajan muy duro en lo que tiene que ver con videojuegos, pero a duras penas trabajan en todo lo demás.  Pero, como cristianos, todo el trabajo que hacemos es para Jesús, incluso lo que no es tan divertido, como lavar los platos o refregar el excusado.  La Biblia dice que Dios palabra uso a Adán y Eva en el huerto para que lo trabajen y lo cuiden.  Después de su pecado, el trabajo se volvió mucho más difícil y menos divertido, pero Jesús nos da la fuerza para hacerlo.  Debemos hacer nuestro trabajo para Él”.

Laura cerró la lavadora de platos.  “Supongo que Roberto y yo podemos esforzarnos más para ayudar en la casa”.

Roberto asintió.  “Debemos trabajar más duro en vez de trabajar a duras penas”.  El niño sonrió.  “¡Quizá un aumento en nuestra mesada nos ayude a motivarnos!”

“Quizá”, dijo mamá.  “¡Pero entonces ustedes serán los que limpien el baño!” JARED HOTTENSTEIN

HAZ TU TRABAJO PARA JESÚS

VERSÍCULO CLAVE: COLOSENSES 3:23

TODO LO QUE HAGAN, HÁGANLO DE CORAZÓN, COMO PARA EL SEÑOR Y NO PARA LOS HOMBRES.

¿Trabajas duro o a duras penas trabajas?  Algunas cosas no son divertidas, pero no podemos pasar por la vida haciendo solo lo que nos gusta.  Debemos trabajar duro para aprender, crecer y ayudar a los demás.  La Biblia nos dice que tenemos que hacer nuestro trabajo para Jesús, incluso las cosas que no parecen importantes ni divertidas.  Él nos da la fuerza que necesitamos para llevar a cabo cualquier trabajo que Él nos dé.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.