Verdad y amor

Cristian tenía su linterna lista y los sacos para dormir listos, antes que sonara el timbre.  “¡Yo abro, mamá!”  El niño abrió la puerta de par en par y sonrió a su amigo, Camilo.  “¿Quieres jugar?”, preguntó Cristian.

“¡Sí!”  Camilo abrazó a su mamá para despedirse y los dos niños se dirigieron a la habitación de Cristian.

Una hora después, Cristian encontró a su mamá doblando la ropa limpia.  “Mamá, ¿puedo hablar contigo un ratito?”

“Claro”, indicó su madre, sorprendida.  “¿Pasa algo?”

“Bueno, hace un momento Camilo comenzó a decir cosas muy feas sobre un niño que va a nuestra escuela.  Le dije que no quería oírle, pero siguió hablando de todos modos.  ¡Ahora no me puedo sacar eso de la cabeza!”

Mamá miró a su hijo a los ojos.  “Hiciste lo correcto al decirle a Camilo que no querías oír esas palabras crueles, pero me apena que él no te haya escuchado y las haya dicho de todas maneras”.

“¿Qué debo hacer, mamá?  Sé que él ama a Jesús y todavía quiero que seamos amigos, pero no me gusta cuando dice cosas de ese tipo”.

“No siempre es fácil hablar la verdad”, aseguró la madre, pensativa.  “A veces también tengo problemas con eso.  No quiero herir los sentimientos de otras personas ni poner en riesgo la amistad que tengo con alguien, así que a veces me quedo callada cuando en verdad tengo que hablar la verdad.  Efesios 4:15 dice que se supone que debemos ‘hablar la verdad en amor’.  Eso significa que tenemos que decir a otros la verdad de una manera amorosa, especialmente a otros cristianos, cuando hacen algo hiriente.  Debemos edificarnos unos a otros al hablar la verdad de la Palabra de Dios”.

“Gracias, mamá.  Voy a conversar con Camilo.  Puedo hablarle la verdad y animarlo a decir cosas buenas de otras personas.  Le voy a pedir a Jesús que me ayude a hablar la verdad en amor”.

“Estoy orgulloso de ti, Cristian”.  Su madre sonrió.  “La próxima vez que el miedo se interponga en el camino de la verdad de Dios, puedes recordarme en amor que la verdad y el amor van de la mano… ¡no debemos elegir el uno o el otro!”

“¡Así como la leche con las galletas!”, expresó Cristian.  “A propósito, ¿ya es hora de comer un bocadillo?”  —  SAVANNAH COLEMAN

HABLA LA VERDAD EN AMOR

VERSÍCULO CLAVE: EFESIOS 4:15

AL HABLAR LA VERDAD EN AMOR, CRECEREMOS EN TODOS LOS ASPECTOS EN AQUEL QUE ES LA CABEZA, ES DECIR, CRISTO.

¿Alguna vez te ha costado hablar la verdad?  No es fácil decirle a alguien que algo de lo que están hablando o haciendo está mal, pero la Biblia nos dice que, debido a que le pertenecemos a Jesús, tenemos que decir la verdad.  Cuando hablas la verdad con bondad y amor, ayudas a otros a conocer la verdad y el amor de Jesús.  Confía en que Dios te ayudará a no tener miedo de hablar la verdad en amor.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.