Una oración por los burlones

Juanita cerró con un portazo la puerta trasera y entró a la cocina mientras las lagrimas bajaban por su rostro.  “Hija, ¿estás bien?”, preguntó su tía Tania mientras sacaba una tarta de manzanas del horno.

Juanita sollozó.  “¡La escuela es muy difícil!”  Ella acababa de mudarse desde Escocia y le estaba costando ajustarse a su nueva escuela.

“¿Por qué es tan difícil para ti?”, preguntó gentilmente la tía Tania.

“No les caigo bien a los otros niños”, afirmó Juanita.  “¡Hoy una niña se rio de ropa, otro niño en mi clase se burló de cómo hablo!  Me hicieron sentir fuera de lugar”.  La niña suspiró.  “Quisiera poder desquitarme de ellas”.

“Lamento mucho que ir a la escuela sea tan duro”, expresó la tía Tania mientras le entregaba una rebanada de tarta a su sobrina.  “Cuando me mudé acá desde Escocia, después de casarme con tu tío Carlos, también tuve un tiempo difícil”.

“¿En serio?”, preguntó Juanita antes de comer un bocado de tarta.

“Sí.  Una de mis compañeras de trabajo se portaba muy mal conmigo y realmente quería vengarme de ella, así como tú quisieras desquitarte de tus compañeros de clase”.

“¿Y qué hiciste?”, preguntó Juanita.

“Bueno, una mana leí un versículo en mi Biblia que me recordó que Jesús no quería que yo me vengara de las personas que me trataban mal; ¡más bien, Él me mandó a orar por ellos!  Entonces comencé a orar por mi compañera de trabajo.  Un tiempo después, ella me pidió perdón, ¡e incluso me preguntó si podía venir a la iglesia conmigo!”

“¡Qué genial!”, exclamó Juanita.

La tía Tania asintió.  “Pero aún si ella no hubiera cambiado así, orar por mi compañera me ayudó a ver a los demás a través de los lentes del amor.  Me di cuenta de que, ya que Jesús estuvo dispuesto a morir por mí, entonces podía demostrar Su amor a otros y orar por ellos, incluso cuando no se portan bien conmigo”.  La tía miró a su sobrina.  “Eso no significa que debes permitir que otros te acosen o se burlen de ti, sino que, en lugar de querer vengarte, puedes amarlos y orar por ellos”.

Juanita terminó su pedazo de tarta y dejó a un lado su tenedor.  “¿Podríamos orar por mis compañeros de clase?”

“Claro que sí”, indicó la tía Tania, sonriendo.  “Hagámoslo ahora mismo”.  — CARISSA VRUGGINK

ORA POR TUS ENEMIGOS

VERSÍCULO CLAVE: MATEO 5:44

PERO YO [JESÚS] LES DIGO: AMEN A SUS ENEMIGOS Y OREN POR LOS QUE LOS PERSIGUEN.

¿Hay otros niños que se han portado mal contigo?  ¿Quieres vengarte de ellos?  En la Biblia, Jesús nos dice que amemos a nuestros enemigos y oremos por los que nos tratan mal.  Él nos amó tanto que estuvo dispuesto a morir por nosotros, para que dejemos de ser Sus enemigos y podamos demostrar Su amor a los demás.  Si alguien se burla de ti o te acosa, es importante que le cuentes a un adulto, para que te ayude.  Pero no trates de desquitarte.  Más bien, ora por esa persona.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.