Una enorme biblioteca

—¡Guau, Esmeralda! —exclamó Danilo ponía una tambaleante pila de libros en la mesa—.  Parece que te gusta leer mucho más que a mí.

—Leer es divertido —opinó Esmeralda—.  Y también es una buena forma de aprender sobre muchas cosas.  ¿No te gusta leer?

—Bueno, hay algunos libros que me parecen buenos —comentó Danilo—.  Como las historias de acción y aventura.

—¿Y qué me dicen de la Biblia? —preguntó su madre.

—Sí —afirmó Esmeralda—.  Muchas historias de la Biblia tienen acción y aventuras.

—Sí me gusta leerlas, especialmente las que tratan sobre Daniel en el foso de los leones o de cómo David protegía a sus ovejas de los animales salvajes —indicó el niño—.  O las historias de los milagros que hacían los profetas.

—¿Y qué te parecen los milagros que hizo Jesús? —sugirió Esmeralda—.  Como cuando usó el almuerzo de un niño para alimentar a cinco mil personas.

—Eso fue genial —admitió Danilo—.  Pero no era tan emocionante como cuando calmó la feroz tormenta.

—Jesús hizo muchas cosas asombrosas —aseguró Esmeralda—.  En la iglesia aprendimos que la Biblia cuenta solo pocos eventos.  Dice que el mundo no podría contener todos los libros que tendrían que escribirse si hubieran registrado todo lo que hizo Jesús.

Danilo frunció el ceño.

—Eso no puede ser cierto, ¿verdad, mamá?  ¡El mundo es bastante grande!

—Bueno, los estudiosos están de acuerdo en que esa afirmación es una hipérbole.  Eso significa que es una figura literaria que hace una exageración para decir algo importante, y no debemos tomarlo de manera literal —explicó su madre—.  Pero si se escribiera todo lo que Jesús hizo, sin duda ocuparía muchos libros.  El relato tendría que incluir las cosas que ocurrieron hace muchos siglos, incluso antes que el mundo fuera creado, ¡porque Jesús estuvo involucrado en la creación!

—¡Guau! —Esmeralda sonrió—.  Y Jesús también ha hecho muchas cosas desde que resucitó de entre los muertos y regresó al cielo, ¿no es cierto?

—Así es —afirmó  mamá—.  Jesús está con cada persona que confía en Él, enseñándonos a depender de Dios y ayudándonos en medio de las dificultades.

—¡Así se podría formar una enorme biblioteca! —exclamó Esmeralda—.  Tal vez realmente se podría llenar todo el mundo, y entonces no sería solo una hi… hiper…

—Hipérbole —terminó su madre.

Danilo sonrió.

—¡Sí, y una biblioteca así de grande tendría feliz a Esmeralda por mucho, mucho tiempo!  —  LINDA WEDDLE

LEE LA BIBLIA

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 20:30

Y MUCHAS OTRAS SEÑALES HIZO TAMBIÉN JESÚS EN PRESENCIA DE SUS DISCÍPULOS, QUE NO ESTÁN ESCRITAS EN ESTE LIBRO.

¿Te gusta leer?  Leer puede ser divertido, y leer la Biblia es la lectura más importante que puedes hacer.  Es la Palabra de Dios y tiene muchas cosas qué decirte.  La Biblia te enseña sobre Jesús y sobre cómo puedes encontrar el perdón de tus pecados.  La Escritura contiene historias que demuestran el amor, la fidelidad y el poder de Dios en acción.  Lee un poco todos los días para que aprendas sobre las cosas asombrosas que Dios ha hecho.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.