Un viejo pedazo de madera

Cristóbal ayudaba a su papá a apilar leña en el patio trasero cuando llegó su vecino.  “Parece que tienen una buena madera de nogal ahí”, señaló el señor Estévez, al momento que se agachaba y levantaba un pedazo de madera que el papá del niño había cortado de un árbol.  “¿Les importaría si les pido prestada esta madera por una semana?”

“¿Por una semana?”, preguntó el padre y sonrió.  “Toma lo que desees, no es necesario que lo devuelvas.  Si ves cualquier otra cosa que puedas usar, tómala con gusto”.

“Gracias”, contestó el señor Estévez, “pero esto es suficiente por ahora”.  El vecino se despidió y llevó el pedazo de madera a su garaje. 

“Me preguntó por qué el señor Estévez querría ese bloque de madera”, comentó Cristóbal.

Papá se encogió de hombros.  “No lo sé.  Debí preguntárselo”.

Una semana después lo supieron, mientras asaban hamburguesas en el jardín.  El señor Estévez vino a devolver el pedazo de madera de nogal, pero ya no era un bloque de leña.  Era un pato que había sido hábilmente tallado.  “Sé que me dijeron que no tenía que devolverlo”, afirmó el vecino, “pero quiero que ustedes lo tengan”.

“¡Es hermoso!”, exclamó el padre.  “¡Gracias!  Lo pondremos arriba de nuestra chimenea, en vez de echarlo adentro”.

“¡Guau!”, se asombró Cristóbal.  “¡Mire lo que hizo con un viejo bloque de madera!”

El vecino sonrió.  “Disfruto mucho al tallar.  Cuando veo cómo un viejo pedazo de madera cambia para convertirse en algo hermoso, recuerdo lo que Jesús hizo por mí.  Yo era un pecador que vivía en mi egoísmo y orgullo, ¡pero Jesús me tomó y me hizo una nueva persona!”

“¿Ah?  Qué interesante”, indicó el padre de Cristóbal.  “Sé un poquito acerca de Jesús, pero nunca antes había oído hablar de Él así”.

“Yo tampoco”, admitió el niño.  “¿Jesús puede cambiar a cualquiera y convertirle en una persona nueva?”

El señor Estévez asintió.  “Él me salvó del pecado, así como yo salvé ese pedazo de madera de la chimenea, y me dio nueva vida.  Jesús hará lo mismo por ti”.

Cristóbal señaló la figura tallada.  “¿Puedo ir a mostrársela a mamá?”

“Por supuesto”.  Papá le entregó el pato y después miró a su vecino.  “Otra vez, gracias.  Me has dado algo nuevo en qué pensar”.  —            LINDA M. WEDDLE

PUEDES LLEGAR A SER UNA PERSONA NUEVA

VERSÍCULO CLAVE: 2 CORINTIOS 5:17 (NTV)

TODO EL QUE PERTENECE A CRISTO SE HA CONVERTIDO EN UNA PERSONA NUEVA. LA VIDA ANTIGUA HA PASADO; ¡UNA NUEVA VIDA HA COMENZADO!

¿Jesús te ha cambiado y te ha hecho una persona nueva?  Él dio Su vida para que puedas salvarte del pecado y tener una vida nueva con Él.  ¡Confía en Jesús como tu Salvador y Él te convertirá en una criatura hermosa, nueva!  (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.