Un parche para el agujero

Gerardo entró dando pisotones en la cocina, donde su madre estaba preparando una tarta.

—¿Qué pasó? —le preguntó al ver la expresión enojada en la cara de su hijo.

—Kobe pisó mi nuevo carro de control remoto —el niño le mostró el juguete destrozado—. Me dijo que lo sentía y que va a pagar el arreglo, pero no sé si se pueda reparar. ¡Le dije que, de ahora en adelante, puede jugar solo!

—Lamento mucho lo que le pasó a tu carrito, hijo —expresó mamá—. Es muy frustrante. Pero ¿no es Kobe tu mejor amigo?

Era mi mejor amigo —balbuceó Gerardo.

—Eso pensé —dijo su madre—. Creo que tu amistad se parece a la masa para mi tarta —ella apuntó la masa que acababa de poner en el molde para la tarta—. ¿Qué ves ahí?

—No mucho —opinó Gerardo—. Pero ¿qué es ese punto que no se ve liso? ¿Un parche?

—Exactamente, es un parche —afirmó mamá—. Accidentalmente hice un hoy en la masa cuando la puse en el molde, así que aplané un poquito de masa, humedecí los bordes y la presioné en el agujero. El parche hace que la masa sea lo suficientemente fuerte para sostener a los arándanos —ella tomó los arándanos y los echó sobre la masa—. Ahora, hay veces en que algo puede hacer un hoyo en una amistad, incluso cuando son los mejores amigos. Entonces los dos tienen que hacer un parche para cubrir el agujero. Kobe hizo su parte cuando te dijo que lo sentía y se ofreció a pagar la reparación de tu carrito.

—¡Pero ese fue mi regalo de cumpleaños! —exclamó Gerardo.

—¿Qué es más importante? ¿Un carro de juguete o tu mejor amigo? —le preguntó su madre.

Gerardo no dijo nada por un rato.

—Está bien —comentó al fin—. Lo voy a perdonar, pero más le vale que tenga más cuidado.

Mamá levantó las cejas.

—¿Qué dice Dios sobre la manera en que debemos perdonar?

—Eh… dice que debemos perdonar como Jesús nos perdonó —el niño se detuvo. Después de un momento, levantó la mirada—. ¿A qué hora estará lista la cena? —preguntó.

Su madre sonrió mientras ponía la tarta en el horno.

—Como estoy ocupada preparando todo para el Día de Acción de gracias mañana, solo vamos a comer una pizza congelada. Eso significa que tienes todo el tiempo del mundo para ir a ver a Kobe y ponerle un parche a su amistad.

—¡Genial! ¡Gracias, mamá!

Gerardo tomó su abrigo y salió corriendo por la puerta.

DOROTHY T. CLEMMENS

LOS AMIGOS SE PERDONAN MUTUAMENTE

VERSÍCULO CLAVE: COLOSENSES 3:13

SOPORTÁNDOSE UNOS A OTROS Y PERDONÁNDOSE UNOS A OTROS… COMO CRISTO LOS PERDONÓ, ASÍ TAMBIÉN HÁGANLO USTEDES.

¿No te alegra que Dios te perdone sin reservas y no te guarde resentimiento? Cuando los amigos te piden perdón, ¿los perdonas sin reservas? Si no te piden perdón, ¿tratas de buscar la manera de reconciliarte con ellos? No permitas que la herida se infecte hasta que la amistad se pierda. Cuando hagas daño a alguien, dile que lo sientes y pídele perdón. Y cuando otros te hieran, perdónalos como Jesús te ha perdonado.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.