Un corazón que odia

NOTA DEL EDITOR: ESTA HISTORIA TRATA SOBRE EL ASESINATO Y PODRÍA NO SER APROPIADA PARA LOS NIÑOS MÁS PEQUEÑOS.

Óscar ponía los últimos toques en la mini pista de carreras más larga que había construido en su habitación, cuando su madre lo llamó desde el pasillo.

—¡Hijo, es hora de ir a visitar a tu papá!

El niño suspiró y entró de mala gana en la cocina.

—Mamá, ¿no puedes ir sin mí? Puedes llevarme a la casa de Milo.

—Hijo… —la madre suspiró y dejó a un lado su cartera—. Nunca quieres ir a visitar a tu papá. ¿Por qué?

Óscar sintió cómo las lágrimas se acumulaban en sus ojos y las limpió enojado.

—Es que… es solo que… —de repente, las palabras salieron de su boca—. ¡Lo odio!

Mamá se quedó sorprendida, pero su voz permaneció en calma.

—¿Lo odias?

—¡Sí, porque mató a otra persona! —Óscar estaba casi gritando—. ¡Mató a alguien y merece estar en la cárcel, y odio ir allá y lo odio por hacernos esto!

Su madre respiró profundamente.

—Entiendo que esto es muy difícil para ti, hijo. También lo es para mí. Si Jesús no estuviera a mi lado, ayudándome, no sé lo que haría —ella miró a Óscar—. ¿Sabías que Jesús habla sobre el asesinato en la Biblia?

—Sé que uno de los Diez Mandamientos prohíbe matar —aseguró el niño.

—Sí, pero ¿sabías que Jesús dijo que odiar a otra persona era una forma de asesinato?

Óscar sintió que sus mejillas se ponían rojas.

—¿En serio?

Su madre asintió.

—Toda vida humana es preciosa para Dios. Él creó a cada persona a Su imagen y nos ama tanto a todos, que Jesús murió en la cruz para salvarnos. Jesús comparó el odio con el asesinato porque las dos cosas se van en contra de Él, nuestro Creador y Salvador.

—Supongo que eso significa que cometí asesinato en mi corazón al odiar a mi papá —dijo Óscar en voz baja.

Mamá lo abrazó.

—Todos hemos pecado en contra de Dios, hijo, pero las Buenas Nuevas son que Jesús nos perdona. Conversa con Él y dile cómo te sientes, y confía en que el Señor reemplazará tu odio y amargura con Su amor.

Óscar asintió.

—Mamá, cambié de opinión. Sí quiero ir a visitarle a mi papá. Creo que le gustará saber sobre la pista de carreras que estoy construyendo.

COURTNEY LASATER

NO ODIES A LAS PERSONAS

VERSÍCULO CLAVE: 1 JUAN 3:15 (NTV)

TODO EL QUE ODIA A UN HERMANO, EN EL FONDO DE SU CORAZÓN ES UN ASESINO.

¿Estás albergando odio en tu corazón? Al comparar el odio con en asesinato en la Biblia, Jesús deja en claro que odiar a una persona es un pecado muy grave. El Señor nos dice que nos amemos unos a otros porque Él nos creó y nos ama tanto que murió para tomar el castigo por nuestras ofensas. Confiésale tus sentimientos de odio a Jesús y confía en que Él los reemplazará con su amor que da vida.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.