Temor por ser primera vez

Natalia se desplomó en uno de sus sillones favoritos y comenzó a morderse las uñas.  Su madre lo notó.  “¿Estás preocupada por algo?”, preguntó.

Natalia miró sus manos y suspiró.  “Tengo una amiga en la escuela, Teresa, que está pasando por un tiempo difícil.  Sus padres acaban de divorciarse y su papá se mudó a otra ciudad.  Puedo darme cuenta de que ella está muy triste”.

Mamá se sentó.  “Lo siento mucho”.

Natalia asintió.  “Siento que tengo que decirle que Jesús le ama e invitarla a venir a la iglesia, pero tengo miedo de que crea que soy rara y que ya no quiera seguir siendo mi amiga”.

Su madre se quedó pensando por un momento.  “Es difícil hablar a algún amigo sobre Jesús por primera vez.  De hecho, todavía me siento así cada vez que siento que Él desea que yo hable a alguien sobre Él”.

“¿En serio?” Natalia se quedó sorprendida.  “¡Pero tú siempre estás hablando a los demás sobre Jesús!”

“Y cada vez que lo hago, tengo que orar por valentía”, explicó mamá.  De repente, rio.  “Esto me hace recordar una historia que me contó mi abuelita alguna vez.  Cuando la abuela era niña, instalaron las primeras gradas eléctricas en el centro comercial de su ciudad.  Ella estaba muy emocionada y estaba contando los días para poder subirse en ellas.  Pero su madre tenía muchísimo miedo de subirse y no le dejó a abuela subirse tampoco.  Observaron por un rato y, después de ver cómo otras personas llegaban arriba, su madre finalmente admitió que podrían intentar”.  Mamá sonrió.  “Así que, como puedes darte cuenta, tú y yo no somos las únicas que tenemos miedo de hacer algo por primera vez.  De hecho, la mayoría de las personas se ponen nerviosas cuando hacen algo nuevo”.

“Aun tú”, señaló Natalia.  “Gracias, mamá.  Mañana hablaré con Teresa”.

“Muy bien”, afirmó su madre.  “Confía en que Jesús te dará la valentía que necesitas.  Teresa probablemente se sienta muy triste y tenga miedo ahora mismo, y a lo mejor Dios quiera utilizarte para ayudarla”.

Mamá se puso de pie y ofreció una mano para ayudarle a Natalia a levantarse.  “Y, si me preguntas, ¡tener la valentía de hablar a una amiga sobre Jesús es mucho más importante que ser lo suficientemente valiente como para subirse a las gradas eléctricas por primera vez!”  – KIMBERLY R. THIGPEN

JESÚS NOS DA VALENTÍA

VERSÍCULO CLAVE: ISAÍAS 41:10

NO TEMAS, PORQUE YO ESTOY CONTIGO… TE FORTALECERÉ, CIERTAMENTE TE AYUDARÉ.

¿Tienes miedo de hablar con tus amigos sobre Jesús o de invitarles a la iglesia?  Es normal tener miedo la primera vez que haces algo nuevo, pero no permitas que el temor evite que hagas algo que sientes que Dios quiere que hagas.  Puede que Él te use para ayudar a un amigo a saber que Él le ama.  Pídele a Dios que te dé valentía y luego inténtalo.  ¡Con su ayuda, puede que sea más fácil de lo que creías!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.