Tanto amor

 “¡Oh, no!  ¡Pobre pajarito!”, pensó Aura al ver a un ave aleteando en el pasto.  “Está herido.  Creo que tiene rota una de sus alitas.  Quizá pueda ayudarle”.  La niña trató de atrapar al pájaro, moviéndose lentamente hacia él.  Pero cada vez que se acercaba, el ave movía sus alas y se contoneaba, quedando fuera de su alcance.  El pájaro la llevó hacia la puerta de su casa.  Justo cuando creyó que podría atraparlo, el ave voló y se posó en un cable de electricidad, por encima de la niña.  Aura se sorprendió.  “¡El pajarito puede volar!  ¿Por qué estaba actuando como si su ala estuviera herida?”  La niña corrió hacia su casa para preguntarle a su mamá.

La madre sonrió cuando oyó la historia de Aura.  “Hay un nido con pajaritos bebé en el árbol de allá atrás”, comentó.  “Supongo que esa era la mamá pájara y quería alejarte de sus bebés”.

“Pero ¿no tenía miedo de que yo la atrape?”, preguntó Aura.

“Tal vez sí”, indicó su mamá, “pero ella prefería que fueras tras ella antes que te acerques a su familia”.  La madre sonrió a Aura y la abrazó.  “Es una buena mamá, ¿no te parece?  Y también es la típica madre, creo.  La mayoría de los padres y madres aman tanto a sus hijos que harían casi cualquier cosa para mantenerlos a salvo”.

“¡Guau!”, exclamó Aura.  “Supongo que no pensamos en eso con mucha frecuencia”.

“Lo mejor es que alguien nos ama más que nuestros padres y madres”, aseguró mamá.  “¡Alguien, de hecho, murió por nosotros!”

Aura sonrió.  “Te refieres a Jesús, ¿no es así?”

La madre asintió.  “Él murió voluntariamente por nosotros, para que nuestros pecados sean perdonados.  Eso lo sabemos, pero no pensamos con frecuencia en cuánto amor se necesitaba para eso.  Pensar que alguien me ama tanto se siente tan lindo”.

“Siento lo mismo”, dijo Aura.

Cuando la niña volvió al patio para jugar en su columpio, oyó a los polluelos piar allá arriba, en el árbol.  “Su madre les ama”, les gritó, “¡pero Jesús me ama todavía más!”KAREN COGAN

JESÚS TE AMA

VERSÍCULO CLAVE: 1 JUAN 3:16 (NTV)

CONOCEMOS LO QUE ES EL AMOR VERDADERO, PORQUE JESÚS ENTREGÓ SU VIDA POR NOSOTROS.

¿Has caído en cuenta de cuánto Jesús te ama?  Él te ama tanto que bajó a la tierra para entregar Su vida, de modo que tú puedas salvarte del pecado y vivir con Él para siempre.  ¿Has respondido a este gran amor, confiando en Él como tu Salvador?  Si no lo has hecho, ¡pon tu confianza en Él ahora mismo!  (Presiona aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.