Semáforo en rojo, semáforo en verde

 “Siento mucho que no hayas entrado al equipo, Damián”, expresó su padre mientras conducían a casa después de las pruebas de hockey.

“Yo también”, dijo Damián con tristeza.  “Practiqué y me esforcé tanto.  Me pasé trabajando en el jardín todas las vacaciones para comprar los patines y el casco”.

“No debe ser el plan de Dios para ti en este momento”, aseguró papá.  “Has estado luchando con la clase de matemáticas y necesitas cuidar tus calificaciones este año.  El próximo será más fácil”.

“No creo que haya hockey el próximo año”, indicó Damián.  “¡No para mí!  Ya hice mi mejor esfuerzo y no fue suficiente”.

En ese momento, se detuvieron en un semáforo en rojo.  Después de esperar por un momento, el padre sus piró.  “Mira esto… el semáforo está en rojo.  Ahora no podremos llegar a la casa.  Qué pena, ¡mamá tenía la cena lista para nosotros!”

Damián lo miró, confundido.  “¿A qué te refieres, papá?  El semáforo en rojo no evitará que lleguemos a la casa.  En un minuto cambiará a verde”.

Su padre negó con la cabeza.  “Quizá nunca vuelva a haber un semáforo en verde… no para nosotros”.

“¡Papááá!”, protestó Damián.  En ese momento, un enorme camión pasó a toda velocidad por la intersección.  “¡Guau!  ¡Qué bueno que no nos cruzamos con ese camión!”, exclamó el niño.  “Qué bueno que el semáforo estaba en rojo.  Casi inmediatamente, la luz cambió.  “¡Mira!  Ya está en verde”, notó Damián mientras avanzaban por su camino.

El padre sonrió.  “Los semáforos en rojo son para nuestro beneficio, para mantenernos a salvo cuando nos movilizamos”, explicó, “y a veces también tenemos la luz verde en nuestras vidas.  Debemos recordar que Dios puede ver lo que nosotros no vemos.  Él ve lo que hay más adelante, en el camino de nuestras vidas.  Quizá Él mira alguna razón por la que este no es un buen año para que estés en el equipo de hockey, y tiene algo más en mente para ti.  Solo recuerda que Dios te ama y tiene grandes planes para Sus hijos.  Cuando ves un semáforo en rojo en tu vida, recuerda que le perteneces a Él y confía en que Él te mostrará el camino por el que debes seguir”.

Damián suspiró.  “Supongo que tienes razón, papá.  Solo tengo que esperar y ver si el semáforo del hockey estará en verde el próximo año”.  — JOYCE R. LEE

DIOS TIENE UN PLAN PARA TU VIDA

VERSÍCULO CLAVE: PROVERBIOS 19:21 (NVI)

EL CORAZÓN HUMANO GENERA MUCHOS PROYECTOS, PERO AL FINAL PREVALECEN LOS DESIGNIOS DEL SEÑOR.

¿Te sientes molesto o impaciente cuando las cosas no salen como quisieras?  ¿Te desanimas cuando te encuentras con un semáforo en rojo en tu vida?  Sea lo que sea, confía en Dios.  Si conoces a Jesús, eres Su hijo y Él tiene un plan para ti.  Dios ve lo que hay al doblar cada esquina del camino de tu vida y siempre está ahí para ayudarte y guiarte.  Confía en que Él te guiará a donde desea que vayas.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.