Sándwich con hormigas (Parte 1)

“¡La comida es tan deliciosa aquí!”, opinó Leví mientras su familia disfrutaba de un picnic en el parque.  El niño mordió un enorme bocado de su sándwich y su hermana, Nina, empezó a reírse.

“Me alegra que te guste tanto la comida”, expresó con una sonrisa.  “¡Esa hormiguita negra que acabas de comer le debe haber agregado un sabor extra!”

“¡Oh, no!”, exclamó Leví.  Todos rieron mientras el pequeño revisaba cuidadosamente el resto de su sándwich.

“No te preocupes, Leví.  No te vas a enfermar por una hormiguita”, le aseguró su madre.

“No”, afirmó papá.  “Una hormiguita en un sándwich no es para tanto, pero la semana pasada oí sobre unos emparedados terribles en mi clase de la iglesia”.

“¿En serio?”, preguntó Nina.  “¿Cómo eran esos sándwiches?”

“Eran los que a Satanás le gusta hacer: la verdad por fuera y la mentira por la mitad”, contestó su padre.  “A Satanás le gusta mentir a las personas rodeando sus mentiras con la verdad.  Eso lo hace muy peligroso”.

“Pero ¿por qué Satanás quiere decirnos algo que es verdad?”, preguntó Leví.  “Creí que él solo quería hacernos creer las mentiras”.

“Piénsalo.  ¿Hubieras mordido un bocado de un sándwich si hubiera estado cubierto de hormigas?”, preguntó papá.

“Por supuesto que no”, respondió Leví.  “No hubiera comido ni siquiera un bocado si hubiera visto a la hormiga, pero el resto de mi emparedado estaba tan delicioso que ni siquiera me di cuenta de la hormiga”.

“Eso es lo que Satanás espera, que la gente no se dé cuenta de las partes malas si las rodea con suficientes cosas buenas en lo que la gente oye”, explicó su padre. 

“Pero ¿qué tipo de cosas buenas dice el diablo a la gente?”, preguntó Nina.

“Bueno, algunos grupos religiosos enseñan que deberíamos amar a todos y hacer buenas obras”, señaló papá.  “Eso es verdad, pero los mismos grupos enseñan que Jesús solo fue un buen hombre, no el Hijo de Dios que murió para salvarnos de nuestros pecados”.

“Oh, eso está mal”, dijo Nina.

Su padre asintió.  “Una pequeña hormiga en tu estómago no te matará, pero una creencia equivocada en tu corazón puede hacerte daño espiritualmente.  Esa es la razón por la que debemos revisar todo lo que oigamos con lo que la Biblia dice y confiar en que el Espíritu Santo nos dará sabiduría.  Debemos tener cuidado para no tragarnos las mentiras de Satanás”.  —  SHERRY L KUYT

CREE EN LA PALABRA DE DIOS, NO EN LA GENTE

VERSÍCULO CLAVE: PROVERBIOS 14:15

EL SIMPLE TODO LO CREE, PERO EL PRUDENTE MIRA BIEN SUS PASOS.

¿Estás consciente de que Satanás con frecuencia mezcla algo de verdad con sus mentiras?  Si alguien cita un versículo de la Biblia para apoyar algo en lo que creen, ¿te parece que es verdad?  ¡Ten cuidado!  Satanás quiere engañarte.  La verdad real y completa se encuentra en la Palabra de Dios.  Compara todo lo que oigas con lo que dice la Biblia.  ¡No te tragues una mentira!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.