Punto de quiebre

—Mamá, ¿crees que Jesús en verdad regresará algún día? —preguntó Paolo mientras se subía al automóvil junto con su hermanita, Lorena, después del club de Biblia—. O sea, toda mi vida me han dicho que Él volverá. Nuestra lección bíblica de hoy fue sobre eso. Pero nunca pasa.

—Miren lo que me dieron en el club de Biblia —compartió Lorena antes que la madre pudiera responder la pregunta de su hijo—. Por favor, ínflalo, Paolo.

El niño tomó el globo, sopló hasta inflarlo de aire y se lo devolvió a su hermana.

—Sopla más, lo quiero más grande —indicó Lorena, entregándole el globo de nuevo a Paolo. Su hermano lo tomó y sopló más aire en él, hizo una pausa y miró a la pequeña—. Más grande —le dijo, así que una vez más, Paolo sopló en el globo para hacerlo más grande.

—Ahí está —señaló, mirando al globo—. Eso es lo más grande que se puede inflar. ¿Quieres que le haga el nudo?

—No —contestó Lorena—. Ínflalo más. ¡Lo quiero más grande!

—Se va a reventar —aseguró Paolo, pero la pequeña insistió.

Entonces el hermano mayor sopló con cuidado un poco más de aire en el globo. Cada vez que se detenía, Lorena le decía que lo inflara más. Finalmente sucedió. El globo no podía estirarse más y se reventó con un fuerte ruido y Lorena estalló en llanto.

—Qué pena que se haya reventado tu globo, hija —expresó mamá—. Pero Paolo te advirtió que se iba a reventar.

Cuando Lorena se calmó, la madre se dirigió a su hijo.

—Esto me recuerda a tu pregunta —declaró—. Jesús no ha regresado porque es paciente y amoroso, y desea que todos tengan la oportunidad de ser salvos. Él desea que la mayor cantidad posible de personas lleguen a conocerlo y sean rescatadas de sus pecados. Pero al igual que el globo de Lorena se estiró que llegó al punto de reventarse, el tiempo de oportunidad antes del regreso de Jesús también se extenderá hasta el punto en que finalmente vuelva. Puede que no sea en nuestros días, pero también podría ser hoy.

—Espero que sea pronto —afirmó Paolo.

—Yo también —dijo mamá—. Cuando Jesús regrese, Él arreglará todo lo que está mal y hará nuevas todas las cosas. Seremos libres del pecado y de la muerte.

—¡Ya quiero que eso suceda! —exclamó Paolo—. Pero quiero que más personas se salven, así que supongo que tendré que ser paciente como Jesús.

HAZEL W. MARETT

JESÚS REGRESARÁ A LA TIERRA

VERSÍCULO CLAVE: 2 PEDRO 3:9 (PDT)

NO ES QUE EL SEÑOR SE TARDE EN CUMPLIR LO QUE PROMETIÓ COMO PIENSA LA GENTE. LO QUE PASA ES QUE DIOS ES PACIENTE PORQUE NO QUIERE QUE NADIE SEA DESTRUIDO. 

¿Crees que Jesús volverá a la tierra? ¿Te parece raro que la gente ha hablado de Su regreso por dos mil años? Jesús es paciente. Él quiere dar a todos la oportunidad de ser salvos, pero llegará el momento en que el Señor regrese como lo prometió. Confía en Jesús ahora mismo, para que estés preparado para ese día. (Haz clic aquí para que conozcas las Buenas Nuevas que Dios tiene para ti).

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.