Problemas con la autofoto

“Estás loca, Bárbara”, opinó Tamara mientras ambas hermanas caminaban por el parque de diversiones.  “Te tomas una autofoto cada dos pasos”.

“Voy a enviarlas a mis amigas del campamento”.  Bárbara se detuvo y posó frente al carrusel.

“¿Y ellas necesitan 50 fotografías tuyas?”, gritó Tamara.  “Pensé que habías dicho que el tema del campamento este año había sido ‘Muestra a Jesús a otros’, no ‘Muéstrate a ti misma a otros’”.

“Solo estoy tomando fotografías.  No hay ningún versículo de la Biblia que diga que es malo tomarse autofotos”.

Las dos niñas caminaron al lugar donde sus padres los esperando (después que Bárbara se detuviera a posar cuatro veces más).

“¿Se subieron en la atracción de agua?”, preguntó su madre.

“No tuvimos tiempo”, contestó Tamara.  “Bárbara se la pasó tomando autofotos”.

“Bárbara, ya hemos hablado de esto”, indicó papá.  “Tomarse algunas selfies está bien, pero cuando se vuelve una conducta obsesiva, se cruza el puente hacia el orgullo.  Y el orgullo evita que mostremos a los demás el amor de Jesús, un amor que hizo que Él humildemente sacrificara Su vida para que podamos ser salvos”.

Bárbara no estaba escuchando a su padre.  “Solo una autofoto más”, dijo mientras subía de un salto al muro de una fuente.  “Esta será la última fotografía de hoy.  Lo prometo”.

Su familia observó cómo ella extendía su pierna por detrás y actuaba como si estuviera a punto de zambullirse… pero la niña perdió el equilibrio y Bárbara junto con su teléfono cayeron en el agua poco profunda.  Su familia rio mientras ella se ponía de pie y trepaba para salir, empapada de pies a cabeza”.

Esto me recuerda lo que dice Proverbios 16:18”, comentó el padre.  “Delante de la destrucción va el orgullo, y delante de la caída, la arrogancia de espíritu”.

“Oh”, murmuró Bárbara en silencio, “supongo que hay un versículo que dice que es malo tomarse tantas selfies”.  La niña sacudió el agua de su teléfono.  “Lo admito.  He estado demasiado enfocada en mí misma y no he considerado lo suficiente a Jesús ni a otras personas”.  La niña le entregó su teléfono a su papá.  “Tómalo.  Guárdalo por mí”.

“Está bien”, indicó su padre.  “Pero antes tomemos una fotografía para recordarte de cómo te ve Jesús, como un miembro de Su familia que muestra Su amor a otros”.  Papá tomó el celular y luego todos se arrimaron a él con una gran sonrisa para la foto. — LINDA WEDDLE

PIENSA PRIMERO EN LOS DEMÁS

VERSÍCULO CLAVE: . FILIPENSES 2:4–5 (PDT)

QUE CADA UNO NO BUSQUE SÓLO SU PROPIO BIEN, SINO EL DE LOS DEMÁS.  PIENSEN Y ACTÚEN COMO JESUCRISTO

¿Constantemente te tomas autofotos para enviárselas a tus amigos?  Tomarse selfies de vez en cuando está bien, pero si hacen que la atención se fije en ti, es hora de poner a un lado ese teléfono.  Pídele al Espíritu Santo que te convenza (que te muestre) cuando tengas la actitud equivocada, y confía en que Él cambiará tu enfoque con aquellos que te rodean y te ayudará a mostrar el amor de Jesús.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.