Primero lo primero

“¡Hoy es cumpleaños de mamá!”, exclamó Alejandra al levantarse de la cama con un brinco.  Papá, Alejandra y su hermana gemela, Viviana, habían planeado una fiesta sorpresa para su madre.  La niña tomó su lista de cosas por hacer y se dirigió a la cocina donde su padre estaba tomando el café.

“Tengo mi lista”, indicó Alejandra, mostrándosela.  “Empezaré después del desayuno”.

“Mamá llegará a casa a las cuatro.  Tenemos tiempo de sobra”, aseguró papá, antes de lavar su taza vacía.  “Voy a cortar el pasto”.

Alejandra terminó su cereal y luego se dirigió a la sala.  Puso todo en su lugar, limpió los polvos y aspiró la alfombra.  La niña admiró su trabajo.  “La sala, ¡perfecta!”  Entonces tachó la sala de su lista.

De camino a limpiar el baño, Alejandra dio un vistazo a la habitación de su hermana.  Vio que Viviana estaba sentada en su cama, con un libro en su regazo, con los ojos cerrados.  Alejandra cerró suavemente la puerta.  “No puede ser”.

La niña corrió hacia afuera y encontró a su padre, quien empujaba la cortadora de césped en el garaje.  “Papá, he estado trabajando mientras Viviana sigue en su habitación con un libro en su regazo y sus ojos cerrados.  ¡No es justo!  Ella no está ayudando, papá.  ¡Haz algo!”

El padre abrazó a su hija.  “Alejandra, no te preocupes.  Hay tiempo de sobra para tener todo listo antes que tu madre llegue a casa.  Además, Viviana se levantó antes que tú y me preguntó si podía dedicar un tiempo para leer la Biblia y orar antes de empezar con su lista.  Le dije que estaba bien”.

“Oh”, murmuró Alejandra en voz baja.

“Tú y yo hemos estado trabajando duro y eso es bueno.  Pero lo que Viviana está haciendo también es bueno.  ¿Esto te recuerda a alguien en la Biblia?”

Alejandra arrugó las cejas.  “¿Te refieres a Marta y María?”

“¿Qué podrías decirme sobre ellas?”, preguntó papá.

“Marta estaba ocupada haciendo que todo fuera perfecto para Jesús, mientras María pasaba tiempo con Jesús.  Marta se enojó porque estaba haciendo sola todo el trabajo.  Cuando se quejó, Jesús dijo que María había elegido la mejor parte al estar con Él”, narró Alejandra.

Su padre asintió.  “Jesús sabía que nada de lo que María pudiera hacer era más importante que conocerlo mejor”.

“Papá, voy a pasar un tiempo con Jesús primero, y después terminaré mi lista”, indicó Alejandra.

“¡Qué buena idea!”, afirmó papá.  “Creo que haré lo mismo”.  —  LYNDA BOUCHER

PASA TIEMPO CON JESÚS

VERSÍCULO CLAVE: LUCAS 10:42

PERO UNA SOLA COSA ES NECESARIA, Y MARÍA HA ESCOGIDO LA PARTE BUENA, LA CUAL NO LE SERÁ QUITADA.

¿Pasas tiempo con Jesús cada día?  ¿O te ocupas demasiado en tratar de lograr todas las cosas que debes hacer?  Es fácil que te distraigas con los detalles de la vida y pierdas el enfoque de lo que es realmente importante… y nada es más importante que pasar tiempo con Jesús y conocerlo mejor.  Es bueno que hagas tu trabajo, pero no descuides tu relación con Jesús.  Haz tiempo para pasarlo con Él.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.