¡Pórtate bien!

“Mamá, ¿podemos ir Julián y yo a la casa de Edmundo?”, preguntó Noé un día.  “Él nos invitó a ir a nadar en su piscina”.  Mamá estuvo de acuerdo, así que los niños corrieron a tomar sus trajes de baño.  En pocos minutos estaban listos para irse.

“Adiós, niños”, se despidió mamá.  Asegúrense de agradecer a Edmundo por la invitación.  ¡Y pórtense bien!”

“Nos portaremos bien”, prometieron.

Su hermana, Pierina, rio.  “Es fácil decirlo, pero imposible de lograrlo para ustedes dos.  Portarse bien no es algo que se incluya en sus talentos”.

Después que los niños se fueran en sus bicicletas, Pierina tenía una pregunta para su madre.  “Sé que cuando nos dices que nos portemos bien, te refieres a que nos comportemos donde estemos, pero la gente en realidad no es buena, ¿verdad?  Nadie es bueno, excepto Dios, ¿cierto?  Leí un versículo en mi Biblia esta mañana que dice: ‘No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno’”.

“A ver, meditemos en ese versículo”, expresó su madre.  “Está señalando que todos son pecadores.  Nadie es lo suficientemente bueno para llegar al cielo con base en sus propias acciones.  Todos necesitamos recibir a Jesús y Su bondad, Su justicia, para tener vida eterna.  Cuando confiamos en Él para que nos salve del pecado, Él nos hace personas nuevas.  Efesios 2:10 dice que somos creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras.  En otras palabras, Jesús nos da la capacidad de hacer cosas buenas”.

“Aprendí ese versículo en la iglesia el año pasado”, contó Pierina.  “No había pensado en eso”.

“Cuando conocemos a Jesús como nuestro Salvador, Él nos hace buenos y nos ayuda a hacer cosas buenas”, continuó mamá.  “Él nos ayuda a hacer las cosas que reflejan Su bondad y muestran Su amor a otros”.

Justo en ese momento, el celular de Pierina vibró y la niña miró la pantalla.  “Es un mensaje de texto de Ángela”, comentó.  “Quiere saber si puedo ir con ella y su mamá a la heladería.  ¿Me das permiso?”

“Sí, está bien”, aceptó su madre.  “¡Pórtate bien!”

Pierina sonrió.  “¡Me portaré bien!”, prometió.  “¡Me portaré muy bien!”  —  HAZEL W. MARETT

JESÚS NOS HACE BUENOS

VERSÍCULO CLAVE: EFESIOS 2:10

SOMOS HECHURA SUYA, CREADOS EN CRISTO JESÚS PARA HACER BUENAS OBRAS.

¿Haces muchas cosas buenas?  No puedes ganar tu entrada al cielo realizando buenas obras.  Dios dice que el único camino para ser salvos y tener vida eterna es a través de Su Hijo, Jesús.  Si conoces a Jesús como tu Salvador, Él te hizo una persona nueva que puede demostrar Su amor y bondad a otros.  Siempre puedes portarte bien porque has puesto tu confianza en Él.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.