Ora, luego actúa

—¡Adivina! ¡Hoy, después de la clase, Logan confió en Jesús como su Salvador! —contó Rodrigo emocionado a su familia cuando regresaban a la casa, después de la iglesia.

—¡Qué excelente! —exclamó papá.

—¡Maravilloso! —agregó mamá con entusiasmo—. Tus oraciones fueron contestadas.

Pero Esmeralda, la hermana de Rodrigo, frunció el ceño.

—¿Por qué Dios no responde mis oraciones también? —preguntó—. Yo oro por mi amiga Nina, pero parece que no sirve de nada.

—No te desanimes —expresó su padre—. A veces pasa mucho tiempo antes que una persona reciba a Cristo.

—Sí, yo conversé con Logan sobre mi fe y respondí las preguntas que tenía sobre Jesús por más de año. Entonces quiso venir a la iglesia para aprender más —le recordó Rodrigo.

Mamá se dirigió a Esmeralda.

—¿Qué respuesta te da Nina cuando le hablas de Jesús? —preguntó.

—No sé. Es que… en realidad no le he hablado mucho de Jesús —admitió Esmeralda.

—¿La has invitado a la iglesia o a tu club de Biblia los miércoles? —le preguntó su padre.

—Bueno, no —dijo Esmeralda—. Pero yo le cuento que voy. ¡Y oro por ella todo el tiempo!

—Es muy importante que ores por ella —aseguró papá—. Después de todo, Dios es el único que puede cambiar los corazones de las personas; nosotros no podemos hacerlo. Pero Él suele usarnos para que la gente aprenda sobre Jesús y para guiarla hacia Él. Eso significa que debemos estar listos para hacer nuestra parte para ayudar a que otros conozcan a Jesús.

—Así es —afirmó su madre—. ¿Recuerdas la historia en la Biblia de cuando Nehemías y el pueblo de Israel estaban construyendo un muro alrededor de Jerusalén? Cuando oyeron que sus enemigos venían, ellos oraron… pero no solo oraron. También se prepararon para pelear. Es importante que ores por Nina, pero hay algo más que Dios quiere que hagas, además de orar.

Esmeralda se quedó en silencio por largo rato. Cuando llegaron a la casa, ella saltó del automóvil.

—Quiero mandarle un mensaje a Nina e invitarle para que venga al club de Biblia el miércoles. Vamos a tener una noche de juegos y creo que eso me ayudará a conversar con ella sobre Jesús.

Su padre asintió.

—Oremos para que Nina pueda ir… no solo a la iglesia, sino que también conozca a Jesús como su Salvador.

HAZEL W. MARETT

ORA Y PREPÁRATE PARA ACTUAR

VERSÍCULO CLAVE: NEHEMÍAS 4:9 (PDT)

PERO NOSOTROS ORAMOS A NUESTRO DIOS Y PUSIMOS GUARDIAS EN LAS MURALLAS PARA QUE VIGILARAN DÍA Y NOCHE.

¿Estás orando por algo, por la salvación de alguien, por dinero que necesitas o para que saques mejores calificaciones en la escuela? Jesús nos dice que llevemos delante de Él todo lo que nos preocupa, ¡así que no dejes de orar! Pero también prepárate para hacer algo que el Señor quiera que hagas en esa situación, por ejemplo, hablar con alguien sobre Jesús, hacer los mandados a alguien o estudiar bastante. Ora y luego prepárate para actuar, mientras confías en que Dios responderá tu oración.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.