¡Noticias emocionantes!

La mamá de Alana entró en la sala y puso su Biblia en la mesa.  El pesado libro, que estaba lleno de notas y boletines de la iglesia, hizo un fuerte ruido al tocar la madera.  “Hija, ¿por qué no tomas un descanso de tus tareas para que hagamos el devocional?  ¡Tenemos que leer qué pasa con Elías en el desierto!”

Alana se quejó.  “¿Podemos hacerlo más tarde, mamá?”, preguntó al mismo tiempo que acomodaba sobre sus piernas la computadora portátil de su mamá.  “Tengo que terminar de investigar sobre las aves para este trabajo que debo escribir”.

“Eso dijiste hace una hora”, le recordó su madre.  “Tendrás todo el tiempo del mundo para hacerlo mañana.  Debemos hacer el devocional para que puedas ir a dormir a tiempo”.

“Pero mañana quiero hacer otras cosas”, indicó Alana.

En ese momento apareció un mensaje en la pantalla.  “¡Mira, mamá!”, exclamó la niña.  “Acabas de recibir un correo de los Méndez, y en el asunto dice: ‘¡Noticias emocionantes!’  ¡Me pregunto qué noticias serán!”  Los Méndez eran amigos cercanos de la familia que se habían mudado al otro lado del país el año anterior.  Fue triste cuando se fueron, pero ahora Alana estaba emocionada.  “¡Quizá la buena noticia es que vendrán a visitarnos!”, señaló.  “Abramos el correo para ver”.

Su madre se encogió de hombros.  “Tal vez más tarde”.  Ella abrió el armario y sacó una escoba.

“¿Más tarde?  Pero ¿por qué no ahora?”, preguntó Alana.

“Bueno, ahora quiero barrer el piso y después quiero terminar el libro que estoy leyendo.  Después de eso será hora de dormir.  Tal vez pueda leer mañana el correo”.

Alana miró a su madre, sorprendida.  “¡Pero, mamá!  ¡El correo llegó!  No puedo creer que no lo vayas a leer enseguida”.

La madre sonrió.  “¿Por qué te parece extraño?  Tú tienes un mensaje que también contiene buenas nuevas, pero no tienes ningún apuro por abrir y leerlo”.

“¿Yo tengo un mensaje?”, preguntó Alana.  “¿Qué mensaje?”

“La Biblia”, respondió mamá.  “Es el mensaje de Dios para nosotros.  Sus páginas están llenas de noticias emocionantes de Su amor por nosotros.  La Biblia nos cuenta cómo Jesús murió y resucitó para salvarnos”.

“Pero yo sigo posponiendo el momento de leerla”, murmuró Alana.  La niña miró a su madre.  “Hagamos el devocional ahora.  Pero ¿podemos abrir primero el correo de los Méndez?”

Su mamá aceptó con una sonrisa.  —  LINDA M. WEDDLE

LEE LA BIBLIA

VERSÍCULO CLAVE: PROVERBIOS 25:25

COMO AGUA FRÍA PARA EL ALMA SEDIENTA, ASÍ SON LAS BUENAS NUEVAS DE UNA TIERRA LEJANA.

¿Dedicas tiempo para leer las cosas buenas que Dios te dice en la Biblia?  ¿O prefieres dedicarte a otras cosas?  ¡La Biblia contiene las noticias más emocionantes del mundo!  Ella nos cuenta cómo Jesús murió, resucitó y algún día regresará para arreglar todas las cosas.  La Biblia nos da consejos y palabras de aliento para que puedas vivir para Dios.  Toma el tiempo para leerla.  Es el mensaje de Dios para ti.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.