No más tareas

“¡Conoce el mundo!  ¡Viaja!  ¡Aprende una habilidad especial!”, insistía el presentador en la televisión.  “Solo tienes que unirte a la Marina”.

“¡Guau!”, exclamó Julián mientras observaba cómo despegaba una aeronave desde un portaaviones.  “Me parece que eso es lo que quisiera hacer algún día.  No más tareas, no tendría que hacer mi cama ni reportes para la escuela, nada de quehaceres, no tendría que practicar el piano, no…”  De repente se detuvo.  “Papá, tú estuviste en la Marina, ¿verdad?  ¿Fue tan emocionante como lo muestran en la televisión?”

“Bueno, sí tuve la oportunidad de viajar y conocer muchos países”, respondió su padre, “pero no todo lo que hicimos fue emocionante.  ¡Era un trabajo duro!  Teníamos que ponernos en forma y aprender lo básico en el entrenamiento.  Fue muy riguroso.  Incluso tenía que hacer mi propia cama y las inspecciones que teníamos hacen que las revisiones de tu madre sean un juego de niños.  Después de eso, aprendía electrónica, pero requería muchas tareas, lecturas y trabajo práctico”.

“Creo que ya no quiero ir a la Marina”, afirmó Julián.  “Parece que es mucho trabajo”.

“Teníamos muchísimo trabajo, pero la Marina fue una buena experiencia para mí”, aseguró papá.  “Dios la usó para prepararme para la labor que realizo hoy en día”.

Julián se veía dubitativo.  “Lo que hiciste en la Marina no se parece en casi nada a lo que muestran en la televisión”.

Su padre rio.  “Los que escriben los comerciales saben que la gente sueña con una vida fácil, con poco trabajo y mucha diversión, entonces usan eso para llamar la atención.  Pero la vida no debería ser así, especialmente para los cristianos.  Sí necesitamos tiempo para relajarnos y divertirnos, pero Jesús trae trabajo a nuestras vidas para ayudarnos a crecer y a compartir Su amor con otras personas”.

“Pero mucho de los deberes que tengo ahora, como los quehaceres del hogar, las tareas de la escuela y la práctica de piano no parecen tan importantes”, opinó Julián.

“Ese anuncio solo muestra una pequeña parte de cómo es la vida en la Marina, y del mismo modo ahora solo ves una pequeña parte de tu vida, hijo.  Pero los deberes que Dios te ha dado ahora te prepararán para las cosas que Él desea que realices en el futuro.  Confía en que Él te ayudará a hacer el trabajo que tiene para ti y lo usará para el bien”.  —  JORLYN A. GRASSER

CUMPLE CON LAS TAREAS QUE DIOS TE DÉ

VERSÍCULO CLAVE: TITO 3:14 (NVI)

QUE APRENDAN LOS NUESTROS A EMPEÑARSE EN HACER BUENAS OBRAS, A FIN DE QUE ATIENDAN A LO QUE ES REALMENTE NECESARIO Y NO LLEVEN UNA VIDA INÚTIL.

¿Tomas en serio tus deberes?  ¿O tratas de hacer el menor trabajo posible?  Puede que no siempre sea divertido hacer tus tareas o practicar un instrumento, pero Dios te ha dado esas labores por una razón.  Él usará el trabajo que realices, aun las cosas pequeñas que no parezcan importantes o emocionantes, para un buen propósito.  Confía en que Dios te ayudará a ser diligente en las tareas que Él te ha dado.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.