Muéstrale al mundo

“¡Guácala!”, exclamó Gabriel al entrar en la cocina.  “¿Tienen que hacer eso?”

“¿Hacer qué?’, preguntó papá, quien todavía rodeaba con su brazo la cintura de mamá.

“Ya saben, los abrazos y…”  El niño hizo una mueca.  “¡Besarse!”  Rápidamente tomó un tazón y una cuchara, manteniéndose lo más alejado que podía de sus padres.

Mamá y papá rieron.  “No, no tenemos que hacerlo.  Es nuestro privilegio”, explicó su madre.  “Es una de las maneras en que papá y yo nos demostramos nuestro afecto. 

“Pero, mamá, ¡las DPA de los padres de uno no son agradables!”

“¿DPA?”, preguntó mamá.

“Demostraciones públicas de afecto”, contestó Gabriel.  El niño tomó el cereal y se dirigió a la mesa.  Su papá lo acompañó con una taza de té.

“Sé que quizá no te gustan nuestras DPA, ¡pero estoy seguro de que a Dios sí le gustan!”, aseguró el padre. 

La cuchara de Gabriel cayó dentro del tazón.  “¿A Dios le gustan?”

“Sí, y no solo en el matrimonio.  Reflexionemos por un momento.  Sabes que Dios te ama, ¿verdad?”

“Sí”, respondió el niño.

“Bueno, ¿cómo lo sabes?”, preguntó papá.

“La Biblia dice que Él envió a Jesús para salvarnos”.

“Correcto.  Al enviar a Jesús a morir por nuestros pecados, Dios nos demostró Su amor.  Y también podemos mostrar ese amor al mundo.  Una de las maneras en que lo hacemos es a través del bautismo”.

“¿Eso es cuando te hunden en una piscina en la iglesia?”, preguntó Gabriel.

Su padre rio.  “Sí.  Debido a que tienes fe en Jesús, tienes una relación con Él, y quieres que todos sepan acerca de esa relación”.

“Como mamá y tú.  Quieres que todo el mundo sepa que eres su esposo”.

“Exactamente.  Es una de las razones por las que uso un anillo de matrimonio.  Eso muestra a los demás que amo a tu mamá y he prometido serle fiel.  Del mismo modo, el bautismo nos apunta a la promesa que Dios hizo con nosotros a través de Jesús, de perdonar nuestros pecados y hacernos Sus hijos.  El bautismo demuestra al mundo el amor de Dios por nosotros y que somos parte de Su familia”.

Gabriel disfrutó su cereal por un rato, mientras papá tomaba su té.  “Bueno, cuando me lo explicas de ese modo, supongo que a Dios sí le gustan las DPA”, admitió el niño.

Papá sonrió.  “Un día, cuando seas mayor, también te gustarán”.  —  COLLEEN DIAZ

EL BAUTISMO DEMUESTRA QUE PERTENECEMOS A LA FAMILIA DE DIOS

VERSÍCULO CLAVE: HECHOS 2:41

ENTONCES LOS QUE HABÍAN RECIBIDO SU PALABRA FUERON BAUTIZADOS.

¿Ya te bautizaste?  El bautismo muestra al mundo que Jesús te ha hecho parte de Su familia.  Es una demostración pública del amor que Él tiene por nosotros.  Si nunca te has bautizado, habla con tus padres a con algún pastor sobre cómo puedes mostrarle al mundo lo que Jesús ha hecho por ti.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.