Más grande que lo grande (Parte 1)

Leer: Juan 3:16

Natalia y su hermana gemela, Sandra, irrumpieron en la casa después de la escuela.  “¡Papá!  ¡Papá!  Nunca adivinarás lo que aprendimos hoy”, le contó Natalia.  “¡Algo muy grande!”

Su padre estaba cambiando una bombilla en su oficina.  “¿Qué aprendieron?”

“¡Lo más grande del mundo!”, afirmó Sandra.  “Es grande… realmente grande.  Grandemente grande”.

“Ya lo quiero escuchar”, indicó papá.

“Nuestro maestro de ciencias nos dijo que hay más de cien mil millones de galaxias en el universo, con miles de millones de estrellas en cada galaxia”, explicó Natalia.

“¡Podría haber hasta 250 000 estrellas en una sola galaxia!”, añadió Sandra.

El padre encendió la lámpara.  “Guau, en verdad es bastante grande”.

“¿Bastante grande?”  Natalia rio.  “¿Qué podría ser más grande que miles de millones de estrellas?”

“Bueno”, expresó papá, “se me ocurren dos cosas que son más grandes”.

Sandra acercó una silla.  “¿Dos?”

“Dios es más grande, ¿verdad?”  Su padre sonrió.  “Él creó todas esas estrellas”.

“Por supuesto que Dios es más grande”, admitió Natalia.  “Debemos parecerle pequeñas motas de polvo”.

“De hecho”, señaló papá, “eso me lleva a la segunda cosa que es más grande que las estrellas”.

“Bueno, no son los humanos”, opinó Sandra.

Papá rio.  “Tienes razón en eso.  Pero el amor de Dios por los humanos es tan grande que envió a Su Hijo, Jesús, a morir por nosotros.  Eso es mucho más grande que el universo”.

Sandra parpadeó.  “Miles de millones de personas en todo el mundo… y Dios ama a cada una”.

Natalia dejó caer su mochila.  “¡Guau!  ¡Eso es mucho amor!”

Su padre sonrió.  “¡Servimos a un Dios grande!  Los miles de millones de estrellas que Él creó son solo un pequeño recordatorio de cuán grande es Él”.

Sandra miró por la ventana y se imaginó a las estrellas en el cielo.  “La próxima vez que vea las estrellas, recordaré que Dios las creó y que Él me ama”.

“Entonces, ¿el que Dios ame a todos es grande?”, preguntó papá.  “¿Más grande que miles de millones de estrellas?”

“El amor de Dios para todos es mucho más grande que lo grande”, aceptó Natalia.  “¡Es ENORME!”  —  MATT SHOEMAKER

EL AMOR DE DIOS ES MÁS GRANDE QUE LO GRANDE

VERSÍCULO CLAVE: 1 JUAN 3:1

MIREN CUÁN GRAN AMOR NOS HA OTORGADO EL PADRE: QUE SEAMOS LLAMADOS HIJOS DE DIOS.

¿Alguna vez has pensado en cuán grande es el universo, con todas sus estrellas y galaxias?  El universo es grande, ¡pero el amor de Dios es más grande!  Su amor es tan grande que se extiende a cada persona en todo el mundo.  Su amor por nosotros es tan profundo que envió a Su Hijo, Jesús, para morir por nuestros pecados.  Él nos ama tanto que llama hijos a todos quienes confían en Él.  ¡El amor de Dios por nosotros es maravilloso en verdad!

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.