Lo q es bueno para ti

Nadia gritó al tropezarse en las gradas de la puerta de su casa.  “¡Ay, ay!  ¡Mi rodilla!”  La niña bajó la mirada para ver si rodilla raspada y empezó a llorar.

“¿Qué pasó?”, preguntó su madre cuando la niña entró.  Nadia apuntó su rodilla.  “Limpiemos esa herida”, indicó mamá, cargando a la bebé Olivia y dirigiéndose al baño.

Sentada en el filo de la bañera, Nadia observó cómo su madre abría el armario de las medicinas.  Cuando Olivia vio todas las botellitas brillantes en su interior, se estiró vigorosamente para alcanzarlas.  “No, no”, le dijo su madre mientras soltaba a la bebé.  Luego mamá sacó el desinfectante y vendas.  Después de limpiar y vendar con delicadeza la rodilla de Nadia, mamá levantó la mirada.  “¿Hay algo que te esté molestando?”

“No conseguí el papel en la obra de teatro de la escuela.  Voy a volver a inscribirme en el coro”, le contó Nadia con lágrimas en los ojos.  “Y no me digas que ore por eso”, agregó, enojada.  “Oré por dos años y nunca conseguí el papel”.

Mamá se arrodilló junto a su hija.  “¿Te fijaste en cómo Olivia quería alcanzar lo que guardo en el armario de las medicinas?”, preguntó.  Nadia asintió.  “Sabía que ella las quería”, afirmó su madre, “pero no dejé que las tomara.  ¿Por qué no?”

“Podría envenenarse”, contestó Nadia.  “Ella no sabe que esas cosas pueden ser peligrosas”.

“Así es”, señaló mamá.  “Tú y yo sabemos que no es bueno para ella que agarre esas medicinas”.

Nadia suspiró.  “Ya sé lo que me vas a decir, que cuando pedimos cosas que no son buenas para nosotros, Dios no nos las da y deberíamos estar felices de todas maneras, ¿verdad?”

“Bueno, no sé si felices, pero todavía podemos confiar en Dios cuando nos sentimos tristes o decepcionadas.  Recuerda que Él está contigo”, respondió su madre.  “Cuando Olivia sea mayor y sepa cómo utilizar lo que hay adentro de esas botellas, estará bien que ella las tome.  Y puede que Dios quiera que esperes hasta que seas mayor para darte ese papel en la obra de teatro… o quizá tenga algo diferente en mente.  No lo sé.  Pero sí sé que Él te ama y sabe qué es lo mejor.  ¿Vas a confiar en Él?”

“Está bien”, aceptó Nadia.  “Aun si nunca consigo un papel en la obra de teatro, confiaré en Dios de todos modos”.  —  KAREN E. COGAN

LOS PLANES DE DIOS SON MEJORES

VERSÍCULO CLAVE: PROVERBIOS 19:21

MUCHOS SON LOS PLANES EN EL CORAZÓN DEL HOMBRE, MAS EL CONSEJO DEL SEÑOR PERMANECERÁ.

¿Te desanimas cuando tus esperanzas o planes no resultan?  Quizá el tiempo no sea el correcto para lo que deseas, o a lo mejor Dios tiene un mejor plan para ti.  Él sabe lo que pasaría si recibieras lo que estás pidiendo.  Él sabe que lo que deseas no siempre es lo mejor para ti.  Recuerda que Dios te ama y promete hacer lo que es mejor.  Confía en Él.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.