Las verdades duelen

 “¡Hija!”, exclamó mamá cuando vio las mejillas de Lidia, manchadas por las lágrimas.  “¿Qué pasó?”

Lidia hizo ruido al respirar.  “Emma y yo peleamos”.

“Lo siento mucho.  A ver, cuéntame”.  Su madre puso dos galletas en un plato y sirvió un vaso de leche para su hija.  “¿Por qué pelearon?”

Lidia se quedó mirando el plato, llorando todavía.  “¡Me dijo que soy una terrible cantante!”

“¿Emma te dijo eso?”, preguntó su madre, sin poderlo creer.  “¿Usó esas palabras?”

“Bueno…” Lidia mordió una galleta.  “No usó esas palabras exactas.  Me dijo que debería hacer la prueba para entrar en el equipo de baloncesto en lugar del coro”.

Mamá tomó una galleta para sí misma, tratando de no sonreír.  “¿Eso fue todo lo que dijo?”

“No”.  Lidia hizo una pausa para terminar su galleta.  “Dijo que soy mejor para el baloncesto que para cantar”.

“¿Y crees que eso sea verdad?”, preguntó su madre.

“Bueno… sí”.

“Hija, tú sabes que en nuestra familia no nos conocen por nuestras bellas voces al cantar.  Nos gusta dar gritos de júbilo, para la mayoría de las personas evitan sentarse junto a nosotros en la iglesia durante la alabanza”.  Mamá guiñó un ojo a la niña.  “Pero eres muy talentosa para el baloncesto.  Le ganas a tu hermano mayor casi todas las veces que te reta”.

“Sí, lo sé”, admitió Lidia.  “Realmente quería estar en el coro porque Emma sin duda será aceptada”.

“Parecería que Emma solo estaba tratando de hablarte la verdad en amor”.

“Es probable”, contestó Lidia, “pero ¿no pudo haberme dicho que tengo buena voz solo para que me sintiera bien?”

“Los verdaderos amigos nos dicen lo que necesitamos oír, no lo que queremos oír”, explicó su madre, recogiendo los platos vacíos de la mesa.  “Puede que sea doloroso al principio, pero eso nos salvará de un dolor mayor y de la decepción a la larga.  En la Biblia, Jesús siempre fue honesto con Sus amigos, aun cuando era difícil para ellos escucharlo.  No creo que haya sido intención de Emma ofenderte.  Me parece que solo estaba tratando de ser una buena amiga”.

Lidia se levantó de la mesa.  “Si me aceptan en el equipo de baloncesto, apuesto a que Emma vendrá a todos mis partidos para alentarme.  Y yo iré a todos sus conciertos”.  La niña miró a su mamá.  “¿Puedo ir ahora a la casa de Emma?”

Mamá sonrió y asintió.  —  SUZANNE FELTON

LOS BUENOS AMIGOS SIEMPRE DICEN LA VERDAD

VERSÍCULO CLAVE: EFESIOS 4:15

AL HABLAR LA VERDAD EN AMOR, CRECEREMOS EN TODOS LOS ASPECTOS EN AQUEL QUE ES LA CABEZA, ES DECIR, CRISTO.

¿Alguna vez un amigo o amiga te ha dicho algo que te dolió?  ¿Te dolió porque era verdad?  Todos los amigos discuten de vez en cuando, pero los verdaderos amigos hablan la verdad en amor.  Jesús les dijo a sus amigos más cercanos lo que necesitaban oír, aun cuando no querían escuchar.  La verdad en boca de un amigo siempre es más valiosa que falsos halagos.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.