La transformación de la mariposa

David entró exhausto en la habitación donde estaba sentada su hermana adolescente, Raquel, pegando un escarabajo con un alfiler en su colección de insectos.  Ella se dio la vuelta en su silla de ruedas e inmediatamente notó la expresión frustrada de su hermano.

“¿Qué pasó?”, preguntó Raquel.

David se quejó: “¡Hoy tuve un día terrible!  Saqué 60 en mi examen de matemáticas.  Estoy tan enojado.  ¡Yo sí estudié!  O sea, en serio, ¿para qué sirve que aprendamos los quebrados?”

“Mmm… Creo que puedo ayudar”, aseguró Raquel.  “Ven a ver mi colección de insectos.  ¿Cuáles crees que se ven más bonitos?”

“Bueno, supongo que las más geniales son las mariposas.  Son grandes y coloridas”, contestó David.

“Estoy de acuerdo”, dijo Raquel.  “Pero no eran así al principio, ¿verdad? Tú sabes que las mariposas primero son orugas y tienen que pasar un tiempo en un capullo para poder transformarse.  Nuestras vidas son semejantes.  A veces tenemos que pasar por tiempos de oscuridad, pero Dios utiliza esas dificultades para hacernos más como Jesús”.

“¿Cómo puede usar Dios algo como ser tan malo para matemáticas para hacerme más como Jesús?”, preguntó David, escéptico.

“Bueno, a veces es difícil verlo, pero Dios puede usar todo lo que sucede en nuestras vidas, aun las cosas malas, para hacernos más como Jesús.  Mírame a mí, por ejemplo.  A veces es tan difícil sentirme tan diferente de todos los demás y no poder caminar, pero sé que Dios está usando esta silla de ruedas para enseñarme a ser más paciente y compasiva, para ayudarme a confiar en Él pase lo que pase.  A veces estar en silla de ruedas me hace sentir como si estuviera en un oscuro capullo, pero sé que Dios la está usando para hacerme más como Él.  ¿Qué me dices de ti?  ¿Cómo puede ayudarte tu lucha con los quebrados a ser más como Jesús?”, preguntó Raquel.

“Bueno supongo que estoy aprendiendo a perseverar aun cuando las cosas son difíciles”, respondió David.  “Y estoy aprendiendo a ser paciente, incluso cuando me toma mucho tiempo para entender las matemáticas, y estaré más dispuesto a ayudar a otros cuando finalmente la entienda”.

“Bien pensado”, comentó Raquel.  “Dios usa todo lo que afrontamos para formarnos y hacernos más a la imagen de Su Hijo, aun con sillas de ruedas y…”

“Y con un 60 en el examen de matemáticas”, aseguró David con una sonrisa.  — RACHEL VRUGGINK

DIOS USA LAS DIFICULTADES PARA FORMARNOS

VERSÍCULO CLAVE: ROMANOS 8:28

Y SABEMOS QUE PARA LOS QUE AMAN A DIOS, TODAS LAS COSAS COOPERAN PARA BIEN, ESTO ES, PARA LOS QUE SON LLAMADOS CONFORME A SU PROPÓSITO.

Cuando afrontas dificultades, ¿buscas la manera en que Dios podría usar esos momentos difíciles para hacerte más como Jesús?  Dios usa frecuentemente las cosas que pasan en nuestras vidas para moldearnos y que seamos más como Jesús, para que podamos crecer en nuestra relación con Él y mostrar a otros Su amor.  Cuando afrontes una situación difícil, confía en que Jesús te ayudará a salir adelante y la usará para hacerte más como Él.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.