La noche estrellada

NOTA: ESTA HISTORIA ABORDA EL TEMA DE LA VIOLENCIA Y PODRÍA NO SER ADECUADA PARA NIÑOS SENSIBLES O MÁS PEQUEÑOS.

“Mira las formas de este cuadro”, indicó el curador de arte, tratando de hacerse escuchar en medio de la bulla de los niños en la clase.  El comentario a duras penas se registró en la mente de Balbina.  Los alumnos habían salido a una visita al Museo de Arte Contemporáneo, pero la niña solo podía pensar en su prima, quien recibió un disparo y fue asesinada en su vecindario unos días atrás.  “¿Por qué suceden estas cosas?”, se preguntaba Balbina en su corazón.  “¿Hay alguien que esté a salvo?”  El grupo avanzó.

Se detuvieron frente a un cuadro diferente.  “Esta es una pintura muy famosa, llamada ‘La noche estrellada””, les informó el guía.  “Vincent van Gogh lo pintó en 1889, mientras estaba en un hospital”.

“¿Van Gogh?  ¿Ese no fue el que se cortó su propia oreja?”, preguntó uno de los alumnos.

“Sí.  Después de eso estuvo en un hospital en Francia y pintó este cuadro.  Aunque las montañas y el cielo que están en la pintura podían verse desde su ventana en el hospital, la aldea es de su imaginación, posiblemente se trata de su ciudad natal, en otro país.  Miren los colores oscuros que utilizó.  Cada casa de la aldea está delineada con negro.  Pero el amarillo y el blanco de las estrellas y la luna sobresalen en el cielo.  Miren las pinceladas.  Hacen remolinos en la noche.  Pero la aldea está compuesta de líneas rectas.  Fíjense cómo los cielos están llenos de una energía salvaje, mientras la aldea se encuentra silenciosa y estructurada”.

Balbina se quedó mirando el cuadro.  Para ella, parecía que Dios estaba mirando a la pequeña aldea desde el cielo.  Su Espíritu la protegía activamente, a pesar de la aldea en sí mismo se veía tranquila.  “Quizá Van Gogh necesitaba ver esto, así como yo lo necesito ahora”, pensó.

Mientras sus compañeros avanzaban al siguiente cuadro, Balbina hizo una oración en silencio.  “Jesús, por favor, cuida mi vecindario y mantennos a salvo.  Por favor, ayúdame a recordar que Tú me salvaste y que siempre estás conmigo, aun cuando sucedan cosas malas que no entiendo”.  Y, por primera vez en varios días, Balbina sintió paz.  —  LAUREN N. SIMMONS

JESÚS ESTÁ CONTIGO

VERSÍCULO CLAVE: JUAN 14:27 (NTV)

LA PAZ QUE YO [JESÚS] DOY ES UN REGALO QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR. ASÍ QUE NO SE ANGUSTIEN NI TENGAN MIEDO.

¿Sientes inseguridad donde vives?  Puede que estés lidiando con alguna situación en la escuela que todavía te hace tener miedo.  O una pandemia.  Recuerda que Jesús te ve y está contigo, incluso cuando suceden cosas malas.  Debido a que Él te salvó del pecado, puedes hablar con Él en cualquier momento.  Pídele a Dios que te dé protección y paz en tu situación y confía en que Él te ayudará a hablar con algún adulto sobre cualquier temor que tengas por tu seguridad.

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.