Jesús ama a todos y tú también deberías hacerlo

—¡Hola, mamá! —exclamó Romina en el momento que dejaba su mochila sobre el mesón de la cocina.

—Hola, hija.  ¿Cómo te fue en tu primer día de campamento de Biblia? —preguntó su madre mientras cortaba zanahorias y las metía en el guisado que estaba cocinando.

—¡Genial!  Nadamos en el lago, fuimos al tobogán de agua y nos lanzamos en tirolesa.  Después de eso, tuvimos nuestra clase de Biblia.

—¡Suena divertido! —opinó mamá—.  ¿Qué aprendiste en la clase de Biblia?

—Bueno, uno de los consejeros enseñó sobre un hombre en la Biblia llamado Zaqueo, y cómo Jesús quiso ir a su casa para comer, a pesar de que Zaqueo había hecho muchas cosas malas.  También habló sobre cómo Jesús ama a todos y por eso también demos amar a los demás, incluso a nuestros enemigos —Romina frunció el ceño—.  No entiendo qué tiene que ver eso con Zaqueo.  Pero bueno, aprendimos un nuevo versículo de la Biblia, Marcos 12:31.  Dice así: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo».

—Ese versículo que aprendiste nos dice cómo amar a otros como Dios nos ama —explicó su madre—.  No dice: «ama a tu mejor amiga» o: «ama solamente a tu familia».  La Biblia dice que debemos amar a todos, aun a nuestros enemigos, porque Jesús nos ama a cada uno de nosotros tal como amó a Zaqueo.  Mira, Zaqueo era un recaudador de impuestos que cobraba el dinero de los ciudadanos para el gobierno.  Nadie lo quería porque, en tiempos de Jesús, la mayoría de las veces los recaudadores de impuestos tomaban el dinero que querían para sí mismos.  Ante los ojos de la gente, era un ladrón.

—Pero ¿Jesús lo perdonó? —preguntó Romina.

Su madre asintió.  —A pesar de que Zaqueo era un pecador, Jesús lo amaba, ¡e incluso quiso almorzar en su casa!  Y a pesar de que nosotras hemos pecado, Jesús nos ama y quiere tener también una relación con nosotras.  Por esa razón nos dice que demostremos amor y misericordia a nuestro prójimo, porque Él nos amó cuando éramos pecadores como Zaqueo.

—¡Guau!  Nunca lo había visto de ese modo —admitió Romina mientras comenzaba a ayudarle a su mamá con el apio—.  Cuando Jesús quiso comer con Zaqueo, le estaba demostrando cuánto nos ama a todos —la niña sonrió—.  Hablando de comer, ¡ese guiso huele bien!  —  EVELYN CARDRICHE

AMA A TODOS, PASE LO QUE PASE

VERSÍCULO CLAVE: MARCOS 12:31

AMARÁS A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO.

¿Te cuesta amar a algunas personas?  Tal vez sea un niño nuevo en la escuela o un hermano mayor que te molesta.  Sin importar quién sea tu prójimo, recuerda que Jesús ama a todos.  Él nos muestra Su bondad y misericordia, a pesar de que todos hemos pecado en Su contra.  Confía en que Jesús te ayudará a amar a otros, especialmente cuando sea difícil

Clave de Hoy
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.